Así se vivió el tributo a José José en el Zócalo de la Ciudad de México

El espectáculo estuvo a cargo de 20 estrellas y más de 100 mil asistentes, quienes en una sola voz, entonaron los grandes éxitos del "Príncipe de la canción"

Así se vivió el tributo a José José en el Zócalo de la Ciudad de México
Rinden tributo a José José en el Zócalo
Foto: Andrés Hernández / Agencia Reforma

Una veintena de figuras brilló ayer desde el escenario del Zócalo capitalino para honrar a José José, a casi un mes de su deceso en Miami.

Pero fueron en realidad las 100 mil almas, según los organizadores, que asistieron a la jornada de tres horas, las que cantaron con todo el sentimiento para despedir al ídolo musical, al “Príncipe de la Canción”, como el monarca de todo un pueblo.

Con carteles en mano con mensajes para el intérprete, fotografías y flores, los fanáticos aguantaron horas de espera y la lluvia vespertina con tal de formar parte del homenaje, organizado por la Secretaría de Cultura capitalina.

El festejo, que arrancó a las 18:00 horas, estuvo acompañado de múltiples fotografías del icono, videos y testimoniales de allegados a la leyenda, como de María Victoria, Cristian Castro, Emmanuel y Armando Manzanero.

La potencia de la voz de Mijares en “Desesperado”, el ritmo de La Sonora Santanera en “Amar y Querer” y el sentimiento de Leonel García en “La Nave del Olvido” fueron de las más ovacionadas. Además de las dos versiones de “El Triste”, una a cargo de Yuri y otra con Kalimba.

Recibidos al grito de “sí se pudo”, en referencia al regreso de los restos del cantante de Miami a México, llegó el turno de José Joel y Marisol Sosa, los hijos mayores del intérprete.

Engalanados para la ocasión, Joel con smoking y Marysol enfundada en un vestido largo, interpretaron “Voy a Llenarte” y “Dos”, respectivamente, canciones acompañadas de fotografías de la infancia de ambos, riendo y jugando junto a su padre.

Gracias por estar con nosotros por tanto y tanto amor, ustedes son nuestra herencia. ¡Qué Dios los bendiga y que viva José José!“, dijo él.

El cielo lloró un ratito, pero fue por toda esta alegría que estamos viviendo. Gracias“, agregó su hermana.

Llenos de energía, entre saltos y aplausos, algunos ondeando banderas mexicanas, subiendo carteles y fotografías, el público mostró siempre su energía y cariño, en especial en las pausas del festejo, donde cantaban a capela los temas del “Príncipe de la canción”.

DLD, Natalia Jiménez, Reyli Barba, Erik Rubín y Mon Laferte fueron otros de los artistas invitados.

Antes de arrancar con “Amar y Querer”, Laferte aprovechó para solidarizarse con su país natal, Chile.

“Estoy para acompañarlos en esta noche de música, a una persona que nos cantó durante medio siglo y cuya voz acompañó los momentos más tristes y dulces de toda América Latina. Quisiera desde aquí, como chilanga y chilena, expresar el mayor repudio a los actos de represión realizados por el Gobierno de Chile. Necesitamos diálogo, justicia y música, no más violencia, los tiempos del toque de queda ya pasaron, lo que un día fue no será”, expresó Laferte.

El cierre de la velada estuvo en manos de quien fuera su gran amigo, José María Napoleón, quien sonó perfecto con “Lo Que No Fue No Será”.

José, que vivas siempre en nosotros“, expresó el cantante, con lo que arrancó los aplausos de los asistentes, quienes le pidieron otro tema.

Luego, la pantalla del Zócalo se transformó en un karaoke masivo en el que el tema “La Nave del Olvido” sonó al unísono para despedir a las 21:20 horas, ahora sí por última vez, al “Príncipe de la Canción”.