Trump aplica en secreto deportación rápida de inmigrantes en Texas. Podría ampliarse a todo el país

El programa también aligera las solicitudes de asilo

Trump aplica en secreto deportación rápida de inmigrantes en Texas. Podría ampliarse a todo el país
Esta medida piloto se ha aplicado, de momento, en Texas.
Foto: ice.gov / Getty Images

El Gobierno de Trump ha comenzado a probar un nuevo programa secreto que revisa rápidamente los casos de asilo y acelera las deportaciones de los migrantes que cruzan la frontera.

Conocido como Prompt Asylum Claim Review (Revisión rápida de solicitudes de asilo), el programa piloto aligera el proceso de quienes buscan refugio para que se tome una decisión en 10 días o menos.

Estas revisiones, que generalmente demoran meses o años, buscan persuadir a los migrantes de tratar de cruzar la frontera y sacar del país a los que ya han solicitado asilo, reportó The Washington Post.

Dos hermanas centroamericanas son las primeras migrantes víctimas del programa de El Paso, según confirmó su abogada Mayra Rodríguez, quien pidió el anonimato para sus clientas que huyeron de su país tras ser extorsionadas por las pandillas.

Ambas habían llegado a suelo estadounidense en 8 de octubre y se entregaron a los agentes de la Patrulla Fronteriza. Una de ellas tenía un niño pequeño y la otra estaba con su esposo.

Rodríguez fue contactada por familiares de las hermanas que les dijeron que le habían pedido en varias ocasiones a un oficial que las comunicara con su abogado, pero directamente nunca recibió una llamada. Pudo localizarlas la semana pasada.

Menos de dos semanas después de cruzar la frontera, una de ellas fue deportada a su país tras no pasar la entrevista de miedo creíble e ir sin representación legal. La otra hermana decidió dejar el proceso de asilo porque su hijo se enfermó mientras estaban bajo custodia; aún se encuentra detenida en El Paso.

Como abogado se supone que puedes ayudar a estas personas, y no puedes. Es muy horrible. Es muy aterrador”, agregó Rodríguez.

Abogados de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) coincidieron en que el programa les niega a los migrantes el tiempo debido que un proceso de esa magnitud tomaría, limitándolos a presentarse con pocos o ningún recurso.

“Este es otro ejemplo más de la Patrulla Fronteriza llevando a cabo un proyecto piloto en secreto, eludiendo el Congreso y el escrutinio público”, dijo Astrid Domínguez, directora del Centro de Derechos Fronterizos de la ACLU.

 

¿Cómo funciona el programa piloto?

Los migrantes detenidos en El Paso son trasladados a un centro de la Patrulla Fronteriza que abrió en agosto y en donde muchas de las 1,500 camas disponibles permanecen vacías porque el número de cruces ha decrecido en los últimos meses.

Después de llegar tienen un día para comunicarse con algún familiar o abogado y luego tienen la entrevista con un oficial que determinará si el miedo de regresar a sus países por varios motivos es creíble, explicó un oficial bajo condición de anonimato.

Las recientes reglas de la Administración Trump han hecho que sea casi imposible que los migrantes no mexicanos superen una entrevista de miedo creíble si no pidieron asilo en el primer país al que arribaron tras abandonar el suyo.

Los que logran comparecer en un juzgado tras fallar la entrevista del miedo creíble son sometidos a un proceso poco convencional: en Nuevo México, los jueces están revisando los casos de migrantes que se encuentran en El paso a través de audiencias en videoconferencia.

También los migrantes que están en México (enviados por el gobierno estadounidense) y a quienes se les aseguró que la regla del tercer país no les afectaría están viviendo en un limbo tras descubrir que en al menos un tribunal donde se escuchan sus casos, los jueces y fiscales no han recibido instrucciones de eximirlos.

Tres abogados de solicitantes de asilo le confirmaron a ProPublica que el juez Nathan Hebert, de El Paso, les ordenó que presentaran información que explicara por qué sus clientes deberían ser elegibles para recibir asilo.

En agosto, el último mes que se tienen datos, 13,841 migrantes que ingresaron a suelo estadounidense antes del 1 de julio y fueron devueltos a México aún tenían casos judiciales pendientes.

Por Geysell Cisneros


Trump pide al Tribunal Supremo que California deje de proteger a los inmigrantes

Administración Trump detuvo en la frontera a más de 75,000 menores que inmigraban solos

Demócratas revelan detalles del proceso de juicio político contra Donald Trump