La respuesta de Ivanka Trump a los inoportunos gritos que recibió de Orlando Bloom y James Corden

Al parecer, la asesora de la casa blanca no puede disfrutar de una noche libre sin ser cuestionada sobre su padre
La respuesta de Ivanka Trump a los inoportunos gritos que recibió de Orlando Bloom y James Corden
Ivanka Trump es asesora de la Casa Blanca.
Foto: Chip Somodevilla/Getty Images

La boda de la diseñadora británica Misha Nonoo consiguió reunir a finales del pasado septiembre a un grupo muy dispar de invitados entre los que se encontraban miembros de la realeza como los duques de Sussex, estrellas de Hollywood y figuras tan relevantes de la sociedad estadounidense como Ivanka Trump y su marido Jared Kushner.

La presencia de la hija del polémico presidente de los Estados Unidos había generado casi tanta expectación como la de Enrique y Meghan, pero al menos ellos pudieron disfrutar de la celebración sin que nadie les importunara, una cortesía que el actor Orlando Bloom y el presentador James Corden -que se encontraban entre los asistentes- no extendieron a Ivanka.

View this post on Instagram

When in Rome… 🥰

A post shared by Ivanka Trump (@ivankatrump) on

 

Los dos amigos aprovecharon al máximo la barra libre que acompañó a la fiesta posterior al enlace y acabaron la velada pidiéndole a gritos a la empresaria que hiciera algo para frenarle los pies a su padre.

“Estaba un poco borracho y acompañado de Orlando Bloom, que creo que había bebido tanto como yo o quizá un poco menos. Estábamos en la barra y de repente vimos a Ivanka. No recuerdo al cien por cien lo que sucedió a continuación, pero tengo claro que llegados a ese punto estábamos bastante borrachos y empezamos a gritarle: ‘¡Ivanka, tú puedes hacer algo! ¡Puedes marcar la diferencia! ¡Puedes hacerlo! Puedes mejorar las cosas’. Y recuerdo que ella no paraba de repetirnos: ‘Lo estoy intentando, lo estoy intentando’“, ha confesado el presentador británico en su late-night para la televisión estadounidense durante un juego de ‘verdad o reto’.

Pese a que Ivanka está acostumbrada a lidiar con las críticas a las controvertidas políticas de su padre como parte del cargo de asesora que ostenta, desde luego no pudo resultarle agradable hacerlo también durante lo que debería de haber sido su noche libre. Sin embargo, ella prefirió mantener la calma y hacer como si nada hubiera sucedido durante el resto del fin de semana.

“Se me había olvidado por completo, hasta que a la mañana siguiente me la crucé en el jardín. De pronto, me acordé de todo. Ella solo me comentó: ‘Te apuesto lo que quieras a que tienes un dolor de cabeza considerable’“, ha desvelado Corden.