La Víbora: ¡Bravo! Shannon de Lima por fin logra amarrar a un millonario

Nuestra serpiente comentarista de la farándula no deja títere sin cabeza esta semana
La Víbora: ¡Bravo! Shannon de Lima por fin logra amarrar a un millonario
Shannon de Lima.
Foto: Mezcalent

No saben lo preocupada que me tenía Shannon de Lima. Desde que terminó su matrimonio con Marc Anthony tuvo que andar de aquí para allá buscando otro menso… ¡perdón!, otro millonario que le diera la buena vida y el estatus que nunca tuvo hasta que Marc la sacó del anonimato. Ahora parece que por fin ya tiene asegurado su futuro con James Rodríguez, el futbolista colombiano con el que ha estado saliendo en los últimos meses.

Y es que pobrecita, aunque digan y juren que es famosa por méritos propios, y que trabaja como modelo y en no sé cuánta cosa, lo cierto es que esta chica venezolana llegó a las revistas de famosos y a formar parte de la dizque socialité de la farándula por sus amoríos con chicos millonarios, y no por su linda cara.

Y no me van a decir que no se ganó a pulso la fama de interesada, porque eso quedó más que demostrado cuando fue novia de Canelo Álvarez. Digo, está bien que ande tras el dinero, ¿pero al grado de haber aceptado ser pareja de este chico que es un casi iletrado? Porque el muchachito tendrá todos los millones del mundo, pero lo naquito y lo corrientito nomás no se le quita. Pero claro, la traían en avión privado por el mundo entero, en autos de lujo, con las cámaras de los paparazzi encima todo el tiempo, ¿qué más quería? Cuando la billetera es tan, pero tan bella, ¿quién se fija en si el novio es refinado o si siquiera terminó la secundaria?

Por eso me preocupé tanto cuando terminó esa relación tan abruptamente. Dije, ¿qué será ahora de mi pobre Shannon? ¿Quién le devolverá esa vida por la que no ha movido un dedo? Ha movido otras cosas, pero no el dedo. Y de repente aparece el salvador, ¡otro menso! Perdón, otro novio millonario, y famoso, los dos requisitos indispensables de los que pretendan a Shannon (olvídense de lo guapo, eso no es importante, y Marc Anthony no me dejará mentir).

Solo que esta vez Shannon se puso viva y amarró a su presa como solo ella podía hacerlo: con un hijo. Ah, pero no crean que se embarazó. No, no, no, eso ya pasó de moda. Al parecer la pareja alquiló un vientre y tuvieron un bebé que lleva por nombre Samuel. El futbolista lo hizo público en sus redes sociales esta semana, y aunque no dijo quién es la madre, todo apunta a que la venezolana fue esta vez la que anotó el gol.

No nos queda más que felicitar a la linda pareja, pero sobre todo a Shannon, que ahora sí, perdure su relación con James o no, ya tiene su futuro financiero asegurado.