Tarjeta Roja: México es potencia mundial sub 17, pero… ¿qué pasa después?

¿Por qué pierde El Tri la eficacia en categorías superiores?
Tarjeta Roja: México es potencia mundial sub 17, pero… ¿qué pasa después?
La Selección Mexicana ha estado en 5 semifinales del torneo.
Foto: Imago7

El fútbol mexicano vuelve a vivir su sueño gracias a las categorías infantiles; la selección sub 17 es un protagonista de todos los mundiales en los que juega y el buen trabajo continúa, pero… ¿por qué es potencia El Tri en esta categoría en particular?

El cuerpo técnico tiene mucho más tiempo para trabajar con chicos de esta edad debido a la disponibilidad, cuando se llega a un campeonato del mundo, normalmente los equipos ‘entregan’ a los jugadores a la selección y están enfocados prácticamente al 100%, eso quiere decir que las concentraciones largas y el trabajo continuo, funcionan.

La formación de 3 equipo es clave en el éxito del equipo mexicano: Pachuca, Atlas y Chivas son los equipos que más aporta y que evidentemente hacen un trabajo destacable en formación base ya que es una categoría en la que cada mundial se juega con el 100% de jugadores nuevos.

Pero… ¿que pasa después?

La eterna pregunta es esa ¿qué pasa con los jugadores y con la eficacia en las categorías mayores? Para empezar, la disponibilidad de los equipos es menor, el número de jugadores para elegir es mayor y ahí es donde se empieza a complicar el proceso.

Los jugadores entran en la vorágine del fútbol profesional y a enfrentarse a competencias internas con jugadores extranjeros y manejos de promotores, ahí, se diluyen más de la mitad de los sueños, sin exagerar.

Y además, el entorno de los jugadores exitosos en México cambia por completo: la expectativa se eleva desproporcionadamente y los convertimos en estrellas instantáneas con toda la distracción y la presión que esto implica.

Lo que queda claro es que el trabajo de la selección con límite de edad es excelente, desde hace tiempo México es potencia en esta categoría y hay que aceptarlo y entenderlo cómo lo que es: fútbol infantil que casi nada tiene que ver con la realidad de las selecciones mayores.