El verdadero logro de los latinos estadounidenses

En lugar de construir un muro, deberíamos estar extendiéndoles la alfombra roja. Los latinos estadounidenses representan uno de cada cinco emprendedores en este país
El verdadero logro de los latinos estadounidenses
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Los desafortunados comentarios que nos llegan de Washington estos días continúan centrándose en los peligros de la inmigración y su posible impacto negativo en el país. Casi a diario nos vemos agredidos por una retórica que denigra a los latinos estadounidenses y, ahora que nos encontramos en medio de una campaña presidencial, el volumen del discurso en contra de los latinos estadounidenses parece dominar el debate político. 

Además de las obvias mentiras y los recurrentes temas étnicos, nuestro tejido social está siendo desgarrado por declaraciones engañosas que manifiestan que los latinos estadounidenses, especialmente los inmigrantes, son una carga para la economía.

Nada puede estar más alejado de la realidad. La verdad es que, el poder adquisitivo, la participación en la fuerza laboral y el espíritu emprendedor de los latinos estadounidenses son el motor de la economía del país. 

“A pesar de la retórica política, los latinos son una fuerza motriz entre los emprendedores de EEUU, la mano de obra, y la economía de nuestra nación. El poder y la influencia de los latinos —el segundo segmento más numeroso de la población de nuestro país— se hace sentir tanto en el poder adquisitivo como en el espíritu emprendedor”, comentó Alex Padilla, Secretario de Estado de California.

Los latinos estadounidenses representan el 13% del producto interno bruto (PIB) total del país y si ésta fuera su propia economía, el PIB latino de EEUU ocuparía el séptimo lugar en el mundo, adelante de India, Brasil y Canadá, según un reciente estudio llevado a cabo por Latino Donor Collaborative.

Hoy, 18 centavos de cada dólar de las ventas al consumidor son gastados por latinos estadounidenses, y se estima que para el año 2023 este poder adquisitivo superará los $1.9 billones.  

Y la participación en la fuerza laboral de los latinos estadounidenses ha aumentado al 67%, reflejando la mayor tasa de empleo. 

Los latinos estadounidenses no solo están representados en los sectores comerciales de alto crecimiento en Los Angeles como construcción, manufactura y turismo, sino que están preparados para ocupar otros puestos de servicio emergentes. A nivel nacional, el empleo de los latinos estadounidenses está creciendo a una tasa ocho veces mayor que el empleo general del país. Un ejemplo es la creciente demanda de fuerza laboral semi-capacitada, como asistentes personales y trabajadores de atención médica en el hogar que ayudan a satisfacer las necesidades de la población de la tercera edad y el deseo de las personas de permanecer en sus hogares durante su vejez. 

Se espera que el crecimiento en la fuerza laboral sea más lento de aquí en adelante, pero casi todo el crecimiento que ocurrirá se deberá a los latinos estadounidenses. Los latinos estadounidenses jóvenes son la población juvenil más numerosa y de más rápido crecimiento, y mientras que la edad media de los latinos estadounidenses ascendió a 29 años, aún está muy por debajo de la media nacional de 38 años de la población general del país.

Los latinos estadounidenses no solo están cubriendo las necesidades laborales del país, sino que están ayudando a crear puestos de trabajo. 

Los latinos estadounidenses tienen las tasas de iniciativa emprendedora más altas que cualquier otro grupo étnico del país, de acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo por NERA Economic Consulting. Entre ahora y el 2025, los latinos estadounidenses representarán 33,000 nuevos negocios por año, empleando a decenas de miles de trabajadores. Esto aumentará el PIB en $4.9 billones durante ese período.

“Los latinos contribuyen desproporcionadamente al crecimiento económico de Estados Unidos, no solo porque es una población numerosa sino porque, como grupo, son más jóvenes, con más probabilidades de ser empleados y con más espíritu emprendedor que la población general”, revela el estudio. La participación de los latinos estadounidenses en la economía aumenta el tamaño del “pastel” económico de EEUU.

Lo que siempre ha impulsado la economía en este país es el capitalismo. Sin la formación de nuevos negocios, la economía del país se debilitaría.  Y la increíble motivación de los inmigrantes y su deseo de progresar son la fuerza motriz. 

Los inmigrantes tienen casi el doble de probabilidades que los estadounidenses nativos de convertirse en emprendedores. Y desde el 2002, los latinos estadounidenses han tenido la tasa de iniciativa emprendedora más alta que cualquier otro grupo étnico. Los inmigrantes también iniciaron más de la mitad de las compañías nuevas del país valuadas en $1,000 millones o más, de acuerdo con la National Foundation for American Policy.  

En lugar de construir un muro, deberíamos estar extendiéndoles la alfombra roja.

Los latinos estadounidenses representan uno de cada cinco emprendedores en este país y el 40% de estos dueños de negocios son millennials. Sorprende aún más el hecho de que el 86% de las firmas que son propiedad de inmigrantes con al menos $1 millón en ganancias son propiedad de millennials que llegaron a Estados Unidos siendo niños. Pese a que muchos de ellos están bajo el programa DACA, cuyo estatus legal se ve amenazado por los cambios políticos, ellos siguen perseverando.

“Los inmigrantes latinos están dispuestos a correr riesgos”, comentó Ana Valdez, Presidenta Ejecutiva de Latino Donor Collaborative (patrocinador del estudio NERA). “Los latinos llegan aquí y se enfrentan a una hostilidad cada vez mayor, luchan y se esfuerzan y suelen abrirse paso como empresarios”, agregó. 

En lugar de perpetuar la caza de inmigrantes indocumentados y seguir alimentando este clima de temor e intimidación, deberíamos promover políticas que alienten la educación, la capacitación laboral, y la iniciativa emprendedora para impulsar el crecimiento económico de nuestro país.

El entorno político actual demoniza a los latinos estadounidenses sin darles crédito por nuestras contribuciones a la economía y a la sociedad en su conjunto.

Es hora de reevaluar nuestra percepción de los latinos estadounidenses. 

Ya sea que un latino estadounidense esté lanzando una empresa innovadora, trabajando en una obra de construcción o vendiendo naranjas en la acera, vean lo que nosotros vemos. Son personas trabajadoras y motivadas en busca del sueño americano que hacen contribuciones positivas a nuestra economía. 

Gilbert R. Vasquez es Presidente de Los Angeles Latino Chamber of Commerce (la Cámara de Comercio Latino de Los Angeles) y Socio Gerente de Vasquez & Company LLP.
Adel Villalobos es Presidente y Director Ejecutivo de Lief Labs