Duro revés de la justicia a Trump en su intento de reanudar la pena de muerte federal

En 16 años no se ha realizado ninguna ejecución a nivel federal
Duro revés de la justicia a Trump en su intento de reanudar la pena de muerte federal
El gobierno tiene ya cuatro ejecuciones programadas.
Foto: Getty Images

Una corte de apelaciones volvió a fallar este lunes contra los planes del gobierno del presidente Donald Trump de reanudar la pena de muerte a nivel federal, que ha estado pausada durante 16 años. De esta forma, la justicia niega la petición del Departamento de Justicia de avanzar en las cuatro ejecuciones programadas.

Un panel de tres jueces del tribunal de apelaciones del Distrito de Columbia denegó una petición con la que el departamento pretendía que revocara la decisión de paralizar temporalmente las ejecuciones de cuatro asesinos condenados. El primero de ellos estaba programado para este 9 de diciembre.

La jueza de distrito Tanya Chutkan emitió la suspensión el mes pasado mientras se resuelve un histórico desafío legal a la inyección letal. Según el fallo del tribunal de apelaciones, la administración “no había cumplido los estrictos requisitos” para bloquear el fallo de Chutkan.

Fue el fiscal general William Barr, que Trump designó a principios de este año, quien anunció en julio los planes de reanudar las ejecuciones de las personas sentenciadas a muertes por casos federales. En ese momento, Barr justificó la decisión alegando que su departamento respeta el estado de derecho y que le debe a las víctimas de delitos y a sus familias el cumplimiento de las condenas impuestas según el sistema de justicia penal estadounidense.

La mayor parte de las ejecuciones en Estados Unidos las llevan a cabo los estados, aunque la cifra de estados que dejan de recurrir a ellas también va en aumento. Por su parte, a nivel federal no se realiza una ejecución desde el año 2003.


Joven llega armado a escuela y policía lo termina enfrentando a balazos

¿Por qué Joe Biden sigue siendo el candidato demócrata favorito?

“Sustancia humana altamente contagiosa” siembra el pánico en cine y provoca su desalojo