Kamala Harris abandona la carrera presidencial

La demócrata fue rebasada en preferencias por Michael Bloomberg

Harris no logró aumentar el apoyo a su candidatura.
Harris no logró aumentar el apoyo a su candidatura.
Foto: Ethan Miller/Getty Images

La senadora Kamala Harris (California) abandona la carrera presidencial, afirmando que es “cada vez más complicado” recaudar recursos para financiarla.

La decisión se dio luego de que una reciente encuesta de The Hill/HarrisX reveló un nuevo retroceso en el apoyo de votantes a sus intenciones presidenciales, siendo rebasada por Michael Bloomberg.

Según un reporte adelantado de Politico, la demócrata informó a su personal la decisión en una llamada este martes, pero la senadora confirmó la determinación en un mensaje compartido en Twitter con enlace a su página web, el cual también fue enviado a los suscriptores de su sistema de correo electrónico.

“(Informo) a mis partidarios, con profundo pesar, pero también con profunda gratitud, que hoy estoy suspendiendo mi campaña”, adelantó Harris. “Pero quiero ser clara con ustedes: seguiré luchando todos los días sobre lo que ha sido esta campaña. Justicia para el pueblo. Para todas las personas”.

La senadora hace un recuento de los 11 meses que estuvo en campaña, la cual lanzó en Oakland, donde prometió decir la verdad, además de reconocer que su principal problema ha sido la recaudación de fondos.

“Así que hoy aquí está la verdad. He evaluado y analizado esto desde todos los ángulos, y en los últimos días he tomado una de las decisiones más difíciles de mi vida”, expuso. “Mi campaña presidencial simplemente no tiene los recursos financieros que necesitamos para continuar”.

Agregó que no era multimillonaria para financiar su propia campaña y aunque no los menciona, parece un mensaje enviado a Bloomberg y a Tom Steyer, quienes destinan recursos de sus fortunas a sus intenciones presidenciales.

“A medida que avanza la campaña, se hace cada vez más difícil recaudar el dinero que necesitamos para competir”, señaló. “Pero quiero ser clara con ustedes: todavía estoy muy involucrado en esta pelea”.

Defendió sus batallas: la búsqueda del salario justo para los maestros, el empuje de una reforma judicial, defender los derechos de las mujeres sobre el aborto, impulsar acciones para detener la violencia por armas, así como un esfuerzo para mejorar las condiciones de los niños.

“Creo que nuestra campaña mostró a todos los niños en Estados Unidos, independientemente de su color o género, que no hay límites para quién puede liderar y ocupar posiciones de poder en nuestro país”, defendió.

Agradeció a sus colaboradores y a su esposo Douglas Emhoff, así como al resto de su familia y amigos por apoyarla en sus intenciones.

Respaldo en picada

Harris comenzó en tercera posición de preferencias electorales su carrera presidencial, según reveló una encuesta de CNN que le otorgó 9% de respaldo contra el 33% al exvicepresidente Joe Biden y el 13% al senador Bernie Sanders (Vermont). Entonces, la senadora Elizabeth Warren (Massachussetts) ocupaba la cuarta posición con 8%.

Sin embargo, Harris logró avanzar en las preferencias en julio, cuando encuestas de NBC News/The Wall Street Journal, The Economist/YouGov, Emerson y Politico/Morning Consult la posicionaron entre 13% y el 15%.

Los siguientes meses, las encuestas nacionales le otorgaron la quinta posición con apoyos de entre el 5% y el 8%, rebasada por Warren y el alcalde de Pensilvania, Pete Buttigieg. En agosto el sondeo de Emerson fue el único donde Harris obtuvo 10% de apoyo.

Los sondeos más recientes coincidieron en su desplome en preferencias, acentuando la crisis que vivía en su campaña con la renuncia de su asesora Kelly Mehlenbacher, quien se integró al equipo de Bloomberg. Harris ya estaba en sexta posición de preferencias mínimas 2% y máximas del 5%.