No es una leyenda: Atrapan narcosubmarino colombiano cargado de drogas… en España

Es el primer narcosubmarino interceptado en Galicia, el primero en Europa, y se calcula que se han descargado más de 6,600 libras de cocaína
No es una leyenda: Atrapan narcosubmarino colombiano cargado de drogas… en España
La policía en España ha incautado un submarino, cargado con cocaína en la costa de Galicia.
Foto: Lalo R. VILLAR / AFP

La Policía española incautó el miércoles tres toneladas métricas de cocaína de un submarino de más de 60 pies de eslora dedicado al narcotráfico, que fue capturado frente a la costa noroeste de Galicia.

Ese cargamento de cocaína fue valorado por las autoridades en unos €100 millones de euros.

Fuentes oficiales asignadas a la investigación declararon a El País que el submarino había venido de Colombia, pero había sido construido en Guyana y que llevaba “años operando”.

Los oficiales incautaron 152 paquetes de la droga desde el barco, que fue sumergido por su tripulación mientras la Policía rastreaba su llegada a la costa gallega el 23 de noviembre, informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Es el primer “narcosubmarino” detectado en el continente europeo, indicó el ministerio, que señaló que se trata de una embarcación de fabricación artesanal.

Agentes de aduanas y la policía todavía intentan verificar de dónde vino el submarino.

La operación se llevó a cabo con la cooperación de las policías del Reino Unido, Portugal, Estados Unidos y Brasil, indicó el ministerio. El submarino, fabricado a partir de fibra, fue llevado al puerto de Aldán, donde se retiraron las drogas.

Equipado para la travesía oceánica y de mayor tamaño

El ‘narcosubmarino’ mide algo más de 20 metros de eslora (más de 65 pies) y está fabricado en fibra de vidrio, según han explicado a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación, que han indicado que llevaba 20 días de travesía cuando sus tres tripulantes se vieron descubiertos por las fuerzas policiales y lo hundieron a la entrada de la ría de Aldán, en la zona de Punta Couso.

Dos de los ocupantes de la nave, de nacionalidad ecuatoriana, fueron detenidos en la zona y este martes fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Cangas. La jueza decretó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, por un supuesto delito de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia.

Los investigadores siguen buscando al tercer tripulante del ‘narcosubmarino’ y, dado que la operación sigue abierta y hay que analizar los indicios que aporte la droga (la cantidad, su posible procedencia y destino, el ‘sello’ de los fardos, etc.), las características del sumergible y otras pruebas, no se descartan nuevos arrestos o diligencias en tierra.

Según el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, esta incautación supone “un antes y un después” en la lucha contra el narcotráfico, no solo por la cantidad de droga aprehendida en esta “operación histórica”, sino también porque “es la primera vez” que se consigue interceptar un ‘narcosubmarino’ de estas características en las rutas de entrada de la droga a Europa por el Atlántico. De hecho, ha apuntado, se conocía la existencia de naves sumergibles para el tráfico de drogas en América, aunque más pequeñas.

Narcos se arriesgan a viaje trasatlántico

Según un análisis de InSight Crime, el decomiso de un narcosubmarino en España es un suceso mayor, porque antes de esta captura, el uso de estas naves en 2019 parecía muy simple y ocurría solamente en la autopista narcotraficante del Pacífico, pues la ruta del Caribe exige recorrer mayores distancias e internarse más en mar abierto.

Con la producción de cocaína casi en un pico histórico en Colombia, los narcotraficantes necesitaban y podían permitirse diversificar sus medios de transporte, poniendo en riesgo cientos de millones de dólares de drogas en un submarino, lancha, avión o contenedor de barco.

Pero en este caso la eslora de la nave, de 22 metros, es mayor que la de cualquier otro narcosubmarino que se haya capturado anteriormente e indica un mayor nivel de conocimiento de los fabricantes. Estas naves por lo general medían entre 6 y 12 metros, aunque el submarino de Tumaco confiscado en septiembre medía 18,5 metros.

Su eslora también puede ser otro aspecto revolucionario. Los narcosubmarinos dejan poco espacio para el confort, pues dedican la mayor parte de su espacio a la carga, con tanques de combustible apilados en la parte frontal y muchas veces sirviendo como zonas de dormitorio, informó Vice.

Este enfoque simple para trayectos transatlánticos ha rendido resultados y es muy improbable que este fuera el primer narcosubmarino que llega a costas europeas.

Según El País, los rumores de que estos submarinos estaban llegando a costas europeas y africanas eran “ya una leyenda para los agentes españoles que luchan contra el narcotráfico”.

La leyenda ya es realidad.

Con información de Europa Press, El País e InSight Crime.