Activistas y niños piden juguetes y no centros de detención en el Día de Reyes

Hay planes de construir en Arleta un centro donde los menores puedan permanecer durante sus procesos migratorios
Activistas y niños piden juguetes y no centros de detención en el Día de Reyes
Los Reyes Magos les dan juguetes a Iris y Brittany. (Jacqueline García)
Foto: Jacqueline García

En muchos lugares del mundo, este 6 de enero llegaron los tres reyes magos a las casas de los niños para llevarles juguetes. Esta es una tradición católica en honor a los reyes Melchor, Gaspar y Baltazar, quienes supuestamente guiados por la estrella de Belén llegaron hasta el niño Jesús y le obsequiaron oro, incienso y mirra por su nacimiento.

Sin embargo, mientras unos pequeñitos celebraban esta tradición familiar otras abogaban por la liberación de quienes permanecen encerrados en centros de detención por todo Estados Unidos.

Ellas eran las hermanitas Iris Barrios, de 9 años, y Britany Barrios, de 6, quienes llegaron con su abuela Mayra Todd para protestar en contra de la construcción de un centro de detención para menores en la ciudad de Arleta, en el Valle de San Fernando.

La localidad actualmente esta vacante y cercada con valla de alambre y anuncios de no traspasar.

A su corta edad, y debido a experiencias propias, las niñas pidieron “escuelas en lugar de cárceles” para muchos otros niños que, sin haber causado ningún delito, están encarcelados por días o hasta meses.

Iris pidió escuelas no cárceles en una manifestación en Arleta. (Jacqueline García)

Iris y Britany llegaron como refugiadas junto a sus padres de su natal Guatemala. Las niñas pasaron ocho y 16 días en un centro de detención en Houston, Texas hasta que fueron dejadas en libertad para luchar por su caso desde afuera.

Con muy pocas palabras Irais contó que dormían en el suelo y se cobijaba con papel de aluminio. La niña aseguró que fue una experiencia muy desagradable.

“A mi me trataron un poquito bien pero a otros niños no los trataban bien, los levantaban a las 6 de la mañana para comer”, contó Iris el lunes en conferencia de prensa. “No queremos que [los niños] estén en la cárcel porque se mueren niños ahí en veces. Es mejor escuelas no detenciones”.

VisionQuest intenta llegar a Arleta

El evento realizado en Arleta fue organizado por la Coalición de Justicia para Niños Inmigrantes para pedir que se anule la posibilidad de crear un centro de detención de niños en las instalaciones de VisionQuest, ubicada en el 9120 Woodman Avenue, cerca de la calle Nordhoff.

Esta empresa recibió el año pasado más de $25 millones en subvenciones, divididas en un periodo de tres años, para crear y supervisar centros de detenciones para menores en Texas, Arizona, Nuevo Mexico y California.

VisionQuest se identifica como una entidad que brinda programas de intervención y tratamiento a menores en riesgo por todo el mundo. Sin embargo, el apoyo monetario se les fue otorgado sin siquiera haber asegurado las locaciones en donde estarán los centros de detención para menores.

“VisionQuest ha sido expuesto por tener personal abusivo que cuida sus planteles y también se le ha reportado que los miembros del personal han ahorcado, cacheteado, lastimado y prometido hacer un ‘infierno en vida’ para los niños migrantes, según el Philadelphia Inquirer”, dijo Jorge Boches, maestro del LAUSD e instructor del grupo azteca Kalpulli Teotlalli Tepeyolntl.

“Ellos estaban casi en la quiebra y ahora están utilizando este método para hacer millones a espaldas de nuestros niños migrantes. Eso es algo que no vamos a apoyar”, expresó el maestro.

El entrenador de deportes Luis Millanao, dijo que en su experiencia de tantos años en el área, él puede ver como hacen falta espacios verdes para que los niños realicen actividades físicas.

Él dijo que considera una locura que mientras a ellos les cobran cantidades enormes para poder rentar un campo, el gobierno gaste millones de dólares en centros de detención para los niños.

“No creo que sea lo justo de Estados Unidos para hacer cárceles para niños. No es bueno para la humanidad”, aseveró.

Activistas frente a la localidad propuesta para un centro de detención para niños. (Jacqueline García)

La activista Gloria Saucedo, dijo que la comunidad esta disgustada porque sus propios impuestos están siendo gastados en algo que va a causar problemas psicológicos en la juventud.

“Es increíble que a nivel mundial hoy se estén dando regalos y aquí lo que se esta dando es un centro de detención para los niños”, dijo la activista.

La presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles y representante del CD-6 que incluye a Arleta, Nury Martínez, dijo en un comunicado que como hija de inmigrantes se opone firmemente a la creación de ese centro de detención.

“Algunos les llaman instalaciones de detención o centros de detención. Yo los llamo prisiones”, dijo Martínez. “No se debería beneficiar de la angustia de los niños. Eso no tiene lugar en Arleta ni en ningún otro lugar de la ciudad de Los Ángeles”.

La concejal Martínez presentó una moción el 15 de noviembre del 2019 para pedir al Departamento de Planificación y Construcción y Seguridad que identifique si un centro de detención se puede construir en esa localidad.

La Opinión intentó obtener un comentario de VisionQuest pero al cierre del artículo no hubo respuesta.