¡Todos a abrigarse! Una dura tormenta golpeará Los Ángeles durante horas

Las condiciones climáticas serán cambiantes durante el fin de semana

¡Todos a abrigarse! Una dura tormenta golpeará Los Ángeles durante horas
Se esperan retenciones sobre la autopista I-5.
Foto: ROBYN BECK/AFP/Getty Images

Una tormenta fría procedente del Golfo de Alaska provocará esta tarde a partir de esta tarde noche entre tres y cinco horas de lluvia constante en el sur de California. Esto ocasionará algunos problemas en los desplazamientos por la zona aunque sentará las bases para un viernes soleado. Se prevé que el fin de semana esté mayormente nublado.

El mayor impacto de la tormenta recaerá sobre las Montañas de San Gabriel, donde pronostican condiciones climáticas invernales que traerán fuertes vientes. Se espera que el estado de las carreteras sea adverso durante 24 horas a partir de la una de la tarde de este jueves debido a los vientos y a los niveles de nieve.

Como previsiblemente la lluvia no superará la media pulgada por hora, el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) en Ornard, Curt Kaplan no espera desprendimientos ni flujo de escombros por las laderas arrasadas por los incendios en los condados de Los Ángeles, Orange y Riverside.

La lluvia caerá sobre el Valle de San Fernando entre las 4 y las 10 de la tarde de este jueves y con menos probabilidad a partir de esa hora, pronosticó NWS. Respecto a South Bay, Long Beach, Orange County y el Valle de San Gabriel, la lluvia caerá hasta las cuatro de la madrugada del viernes.

En las montañas de San Gabriel del condado de Los Ángeles, la nieve caerá entre los 4,500 y los 5,500 pies durante el día y entre 3,500 y 4,500 a última hora de la noche del jueves. Por encima de los 5,500 pies se acumularán entre cuatro y ocho pulgadas de nueve. Entre los 4,500 y los 5,500 pies, se acumularán de dos a cuatro pulgadas.

La lluvia y posiblemente pequeñas acumulaciones de nieve generarán retenciones en la autopista I-5 cerca de Grapevine. También se esperan vientos del sur con ráfagas de 40 a 50 millas por hora.