La mansión Crawford Hill de 114 años en venta por $7.25 millones

La propiedad forma parte del Registro Nacional de Lugares Históricos

Mansión Crawford Hill.
Mansión Crawford Hill.
Foto: CBRE / Cortesía

La mansión Crawford Hill de Denver, Colorado, con 114 años de existencia, está en el mercado por $7.25 millones comercializada por la firma CBRE por medio de los corredores Jeff Wood y Monica Wiley. Como parte de la lista, el histórico inmueble se comercializar junto con un amplio estacionamiento.

El edificio de tres pisos y 19,005 pies cuadrados se encuentra ubicado en la 150 E. 10th Avenue y fue utilizada por la firma de abogados Haddon, Morgan & Foreman durante las tres últimas décadas.

Oficina de la mansión Crawford Hill. / Cortesía: CBRE

“Se puede usar como oficina, se puede usar como residencia, se puede usar de muchas maneras”, dijo Wiley a Business Den, haciendo clara referencia a los distintos usos que se la ha dado a la construcción, actual propiedad de HRC II LLP, una entidad asociada con miembros de la firma de abogados, que compró las parcelas en 1990 por un total combinado de $ 450,000, según los registros públicos, para posteriormente realizar una fuerte inversión en su renovación antes de que la empresa se mudara al complejo.

La mansión de estilo renacentista francés fue construida en 1906 como el hogar de la familia de negocios Crawford y Louise Hill, ampliamente reconocidos en Denver. Tras la muerte del empresario en 1922, su viuda vivió en la residencia hasta 1942 para después mudarse al Palacio Brown, donde vivió hasta su muerte en 1955.

Escaleras de la mansión Crawford Hill. / Cortesía: CBRE

Posteriormente fue arrendada por el Denver Town Club, organización social que la compró tras la muerte de Louise, para después ponerla en el mercado en 1989, pasando a ser actual propiedad de la firma de abogados, teniendo en su haber a 25 empleados dentro de ella.

La mansión Crawford Hill forma parte del Registro Nacional de Lugares Históricos desde el 13 de septiembre de 1990, por lo que está estipulada la preservación exterior del lugar, así como el mantenimiento interno, algo que su nuevo propietario tendrá que procurar.