Con mansión de $125 millones, financiero espera salir de bancarrota (si la vende)

La residencia tuvo apariciones en "El Padrino" y "El Guardaespaldas"

Con mansión de $125 millones, financiero espera salir de bancarrota (si la vende)
William Randolph Hearst.
Foto: Colección George Grantham Bain / Wikimedia Commons

El abogado e inversionista inmobiliario, Leonard Ross, podría evitar la bancarrota si logra tener el permiso del juez federal de bancarrotas de Los Ángeles, Vincent Zurzulo, para que su LLC, TBH 19, pueda vender la legendaria mansión de William Randolph Hearst en Beverly Hills por la friolera de $125 millones y, en caso de que lo logre, saldar las deudas que lleva cargando desde hace años o decidir ponerla en bancarrota como demandan sus acreedores.

Todo empezó en 2010, cuando Ross se declaró en bancarrota personal por un préstamo del Bank of America que posteriormente cumplió, sin embargo, esto generó un precedente que se presentó hasta hace un par de meses nuevamente y del cual, desde entonces, ha pretendido vender la mítica residencia en 1011 N. Beverly Drive.

La actual confrontación se dio cuando TBH 19 solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 en noviembre de 2019, con una deuda de $65 millones principalmente para DBD Credit Funding, una rama de Fortress Investmen Group, subsidiaria de SoftBank.

En ese momento, Ross afirmó que podía pagar sus deudas porque el príncipe saudí Abdullah bin Mosaad bin Abdulaziz al Saud estaba interesado en comprar la propiedad de 50,000 pies cuadrados por $125 millones, aunque en las recientes presentaciones al parecer el supuesto comprador ha perdido dicho interés. A pesar de esto, el abogado insiste en que puede vender la propiedad por la misma cantidad.

El inversionista contrató al cofundador y director ejecutivo de The Agency, Mauricio Umansky, para reforzar sus afirmaciones al respecto de la residencia, quién declaró que el precio de cotización es apropiado, dada la reciente venta de $150 millones de la mansión Chartwell en diciembre, y la venta de $119 millones de Petra Ecclestone de la casa señorial Aaron Spelling, en julio.

Leonard Ross es dueño de la mansión Hearst desde 1976 y ya la ha intentado vender en 2016, por $195 millones y, actualmente, la sacó con un precio inicial de $135 millones el año pasado.

La propiedad de estilo colonial tiene seis estructuras y la residencia principal cuenta con 30 habitaciones y 40 baños que es reconocida por tener una aparición en “El Padrino”, en la escena de la cabeza de caballo cortada, así como en el “El Guardaespaldas” protagonizada por Withney Houston y Kevin Costner. Además de que fue donde el entonces senador John F. Kennedy y Jacqueline Kennedy pasaron parte de su luna de miel.