EEUU pide a China más transparencia sobre el coronavirus para determinar la gravedad

El gobierno se prepara para evacuar a estadounidenses en el centro de la epidemia

EEUU pide a China más transparencia sobre el coronavirus para determinar la gravedad
Países como Japón también se preparan para sacar a sus conciudadanos de Wuhan.
Foto: EPA/JIJI PRESS JAPAN / EFE

El secretario de Salud, Alex Azar, anunció que de momento no ha habido contagio en los cinco casos de coronavirus registrados en Estados Unidos y pidió a China más cooperación y transparencia sobre el nivel de propagación para que se pueda determinar el grado de gravedad  de la epidemia después de que se disparara el número de muertos.

“Es importante que el país sepa que es una amenaza potencial grave para la salud pero aún no conocemos lo que tenemos que saber del virus, pero eso no quita que no nos tengamos que preparar”, señaló el secretario de salud, quien recomendó a los estadounidenses que eviten los viajes no esenciales a China.

Azar señaló que el hecho de que haya más de 100 muertos en China es “grave” pero recalcó que la mayoría de las víctimas eran personas de edad y con su salud comprometida.

Mientras tanto, Estados Unidos se prepara para evacuar a los estadounidenses del epicentro de la epidemia por el coronavirus que ha provocado alarma mundial después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades elevaran este lunes por la noche el nivel de alerta, al igual que la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras la confirmación de que en las últimas 24 horas la cifra de muertes se elevara a 106, pese a las drásticas medidas que tomó el gobierno de China para contener el contagio.

El martes, el número de víctimas mortales por la enfermedad se eleva ya a 106, un aumento frente a los 80 del día anterior, además los casos subieron a 4,515, frente a los 2,744 del lunes, de los que 976 se consideran graves, informaron  funcionarios de la Comisión Nacional de Salud de China.

Hong Kong ha cancelado este martes las conexiones de tren y ferry territorio chino para contener el avance de la enfermedad. Además, ha instado a los residentes de la región a regresar del continente lo antes posible y a ponerse en cuarentena en sus casas durante 14 días.

Al respecto, el Departamento de Estado dijo que estaba enviando un vuelo fletado para recuperar al personal del gobierno estadounidense desplegado en la ciudad, mientras Wuhan, la ciudad de 11 millones de personas donde se cree que se originó el brote, permancece cerrada para frentar el virus.

Un funcionario de ese departamento informó a NBC News que, dado que hay espacio disponible en el avión, también se ofrecerán asientos a algunos ciudadanos y que darán  prioridad a aquellos que corren el mayor riesgo de contraer el virus si permanecen en Wuhan.

Se espera que el avión, salga de Wuhan el miércoles por la mañana, hora local.

El Departamento de Salud y Servicios Sociales de Alaska dijo en un comunicado que todas las personas a bordo serán examinadas por funcionarios chinos y estadounidenses antes de abandonar Wuhan, y que nadie con síntomas podrá abordar. Los pasajeros también serán examinados ​​una vez arriben a Anchorage, dijo la agencia.

Similar medida han tomado Corea del Sur y Japón que anunciaron que enviarán vuelos charter a Wuhan para sacar a sus ciudadanos de la ciudad. Se espera que unos 700 ciudadanos surcoreanos sean evacuados a finales de esta semana. Las autoridades japonesas dijeron que enviarán su primer avión charter a Wuhan el martes por la noche.

Otras naciones, entre ellas, Francia, Australia y España, buscan sacar a sus ciudadanos de Wuhan.

El virus ahora se ha extendido a cuatro continentes con nuevos casos que surgen todos los días fuera de China, incluso en en EEUU donde hasta ahora se han confirmado cinco casos.

Alemania también se convirtió en el segundo país de Europa en confirmar un caso de coronavirus el lunes.

Los contagiados transmitir el virus antes de que aparezcan los síntomas, dijo el domingo el ministro de salud de China, lo que complica los esfuerzos para contener el brote que ya se extiende a 14 naciones fuera de China

Por su parte, el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier subrayó que el rápido aumento de casos no es necesariamente una razón para volver a convocar un comité de emergencia con el fin de estudiar la declaración de una emergencia internacional, opción que fue provisionalmente destacada la pasada semana.

“Se requieren tres criterios: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo de rápida expansión en otros países, y que requiera una respuesta coordinada internacional”, destacó, aclarando que pese a la no declaración de alerta global ya hay una respuesta coordinada en todo el mundo.

Reiteró que el perfil medio de los fallecidos por el coronavirus continúa siendo personas con complicaciones de salud previas, muchos de ellos de edad avanzada, y confirmó que el periodo de incubación, en el que el coronavirus puede transmitirse a otras personas, ronda entre uno y catorce días.

Entre las recomendaciones a la ciudadanía general ante el coronavirus, Lindmeier aconsejó a quienes muestren síntomas como tos, fiebre o dolores de cabeza, similares a los de una gripe, que “se autoaislen y busquen ayuda médica”.

Sobre la posibilidad de que el virus se transmita por contacto indirecto (por ejemplo, que un paciente toque una superficie y ésta quede contaminada), aclaró que podría ocurrir si el contacto es inmediato pero no pasado un corto periodo de tiempo.