Jefe de Jefes: Mahomes levanta a los Chiefs en el cuarto periodo para ganar el Super Bowl

Kansas City es el campeón de la NFL tras una espera de medio siglo
Jefe de Jefes: Mahomes levanta a los Chiefs en el cuarto periodo para ganar el Super Bowl
Chiefs y 49ers entregaron un Super Bowl de alto voltaje.
Foto: Larry W. Smith / EFE

MIAMI – La celebración podría durar 50 años. Los Kansas City Chiefs, que no llegaban a un Super Bowl desde hace medio siglo, son otra vez los campeones de la NFL.

Conducidos por un increíble Patrick Mahomes, que nunca pierde la confianza, ni siquiera en los momentos de mayor adversidad, los Chiefs remontaron 10 puntos de desventaja en los últimos 6:13 minutos de partido -el quinto juego seguido en el que Kansas City viene de atrás- para ganar 31-20 el Super Bowl LIV.

Con el marcador 20-10 a favor de los 49ers en el último periodo, un pase de Mahomes a su ala cerrada Travis Kelce de 1 yarda acercó a los campeones de la AFC a tres puntos (20-17) faltando 6:13 minutos. El touchdown fue precedido por una interferencia de pase sobre el propio Kelce en la zona de anotación.

La defensa de los Chiefs pronto detuvo para que Mahomes volviera a tener el balón en su yarda 35 con 5:18 minutos en el reloj. El título parecía decidirse en esta serie con los 62,417 espectadores en el estadio de pie, siendo amplia mayoría los seguidores de los Chiefs.

Mahomes, dueño total del campo a pesar de tener enfrente a la defensa más fuerte de la liga, localizó a Sammy Watkins en pase de 38 yardas pegado a la banda derecha y más tarde, desde la yarda 5, flotó su pase corto al corredor Damien Williams, quien apenas pudo romper el plano de la línea de gol en una esquina de las diagonales. La voltereta se consumó tras la revisión de los árbitros: 24-20 con 2:44 por jugar.

Los 49ers no estaban muertos, pero su siguiente serie se estancó cerca de medio campo cuando en cuarta oportunidad Jimmy Garoppolo no pudo escapar a la presión defensiva. El carismático quarterback no tuvo un buen cierre de partido; son los minutos que hacen nacer a las leyendas y él no estuvo listo.

Mahomes, en cambio, fue premiado como Jugador Más Valioso por una actuación de gigante, con gallardía y compostura ante un oponente de muy alto grado de dificultad.

Casi enseguida, el corredor Damien Williams remachó el triunfo con escapada de 38 yardas evitando salir del campo junto a la lateral izquierda, para el marcador de 31-20. Fueron 21 puntos consecutivos de Kansas City para darle al coach Andy Reid su primer Super Bowl.

Es el primer campeonato para Mahomes, pero es difícil pensar que será el único. A sus 24 años ya es el mejor quarterback de la NFL. Acabó la noche con 26 pases completos de 42 lanzados para 282 yardas, 2 pases de touchdown  2 interceptados.

Segunda mitad de alarido

Con el marcador 10-10, los 49ers recibieron el balón tras el largo intermedio. Aún salía humo del campo por el espectacular show de Shakira y Jennifer López.

Recorrieron 60 yardas en 9 jugadas antes de sumar tres puntos con gol de campo de Robbie Gould de 42 yardas. Y poco más tarde recuperaron la posesión por el primer pase interceptado en la carrera de Mahomes en playoffs, un envío que se quedó muy corto atrapado por el linebacker Fred Warner en la yarda 45 de San Francisco.

Garoppolo (20 de 31, 219 yardas, 1 TD, 2 Int.) acercó con pase de 26 yardas a Kendrick Bourne y faltando 2:35 minutos del tercer periodo el corredor Raheem Mostert anotó desde la yarda 1 para poner arriba a los 49ers por 20-10.

Así se fue el partido, ejecutado a un buen nivel, al último periodo, con la potente ofensiva de los Chiefs limitada a solo 10 puntos y 206 yardas.

Antes de Shakira y JLo

Los 49ers fueron los primeros en anotar en el juego mediante un gol de campo de 38 yardas de Robbie Gould en la primera serie ofensiva del equipo, pero los Chiefs respondieron con una serie de antología: 15 jugadas, 75 yardas y 7:26 minutos que culminó Mahomes en carrera de 1 yarda, poco después que Kansas City había convertido una cuarta oportunidad desde la yarda 5.

Al iniciar el segundo periodo, Garoppolo lanzó bajo presión y su envío largo fue interceptado por Bashaud Breeland para dejar a los Chiefs en su yarda 44. La entrega sería convertida en tres puntos por gol de campo de Harrison Butker de 31 yardas para poner el juego 10-3.

La respuesta vino enseguida con un ataque de San Francisco muy contundente: recepciones de 16 y 11 yardas de un súper activo Deebo Samuel y carrera de 17 yardas de Tevin Coleman pusieron la mesa para que Garoppolo localizara a Kyle Juszczyk en pase corto que el fullback, con sorprendente agilidad, convirtió en anotación de 15 yardas restando 5:05 minutos de la primera mitad, empatando el marcador 10-10.

La gloria es para Kansas City y su leal “nación” de aficionados sobre todo en los estados de Missouri y Kansas.

Aquí una predicción: estos equipos podrían verse pronto en otro Super Bowl.