Más de 900 mexicanos han abordado “el avión de la deportación” de Tucson a Guadalajara

Vuelos semanales custodiados por ICE y CBP son parte de la Iniciativa de Repatriación al Interior
Más de 900 mexicanos han abordado “el avión de la deportación” de Tucson a Guadalajara
Vuelo a la deportación.
Foto: ICE

Desde el pasado 19 de diciembre más de 900 mexicanos han abordado “el avión de la deportación como parte de la Iniciativa de Repatriación al Interior (IRI).

Es el programa de deportación masiva por la vía aérea que acordaron los gobiernos de México y Estados Unidos para llevar a los inmigrantes a una zona más cercana a su lugar de origen y de ahí continúen el retorno a casa.

Los vuelos despegan cada semana del aeropuerto de Tucson, en la frontera de Arizona, con destino a la ciudad de Guadalajara, en el centro de México.

Las deportaciones masivas de mexicanos a través de la IRI fueron reactivadas a final del 2019 con vuelos semanales custodiados por agentes de la Oficina para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) y de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Desde entonces 920 mexicanos han llegado a Guadalajara en el viaje de expulsión patrocinado por la unidad de Operaciones de Ejecución y Deportación (ERO) de ICE.

Al aterrizar en su país, el gobierno de México se hace cargo de ofrecerles transporte a sus lugares de origen, según el plan acordado.

La advertencia de ICE y CBP

Reincidencia de cruce

Muchos mexicanos que son deportados a las ciudades fronterizas, como se hace habitualmente, deciden volver a cruzar a Estados Unidos, por lo que de esta forma se les dificultaría.

Además de reducir la reincidencia de indocumentados que ingresan a Estados Unidos y evitar exponerlos a la violencia que se vive en las ciudades fronterizas, las autoridades de inmigración aseguran que el objetivo es regresarlos al interior de su país de forma segura, humana y rápida.

Los vuelos de deportación en la ruta Tucson-Guadalajara se estarán llevando a cabo de forma continua conforme se requiera, informó ICE.

Al deportarlos a una zona más cercana a su lugar de origen, señala ICE, existe una mayor probabilidad de que se reintegren a sus comunidades en lugar de ser víctimas de la trata de personas o de otros delitos.