¿Cuáles son los tipos de trastornos depresivos?

Cada trastorno depresivo lleva consigo síntomas y tratamientos parecidos, pero no completamente iguales

¿Cuáles son los tipos de trastornos depresivos?
Foto: Shutterstock

Atender la depresión es un asunto complejo por la diversidad de trastornos depresivos que existen, y los efectos múltiples y diferentes que tienen sobre la persona que los enfrenta.

Conocer los trastornos depresivos es necesario como medida preventiva, por lo que a continuación aprenderemos algunos de los tipos de trastornos más comunes.

Depresión mayor

Psicología y Mente indica que la depresión mayor es el tipo de depresión más grave que existe y que está caracterizada por dos o más episodios depresivos en un mínimo de dos semanas.

La persona con depresión mayor puedes tener fases de estado de animo normal entre estados de depresión fuerte, que pueden durar meses o años. Es un trastorno muy peligroso porque involucra ideas de suicidio que pueden desembocar en acciones efectivas.

Distimia

La distimia es un trastorno depresivo menos grave que la depresión mayor, y su característica principal es que el paciente se siente depresivo la mayoría del día por un periodo de dos años, y por un sentimiento asociado con falta de propósito o de motivación.

Aunque la distimia no está basada en una fuerte tristeza, quienes la padecen son susceptibles a episodios más severos de depresión.

Depresión maníaca

La depresión maníaca es conocida también como trastorno bipolar, y puede clasificarse entre los trastornos de estado del ánimo. Ella combina estados depresivos con episodios de manía. Es una patología que no debe confundirse con inestabilidad emocional.

depresión
Foto: Pixabay

Trastorno depresivo estacional (SAD)

El trastorno depresivo estacional es un trastorno depresivo que tiene lugar en una época específica del año, generalmente invierno. Sus síntomas son bastante similares a los presentados en otros trastornos depresivos, pero son menos intensos.

Cada trastorno depresivo tiene una sintomatología y tratamientos particulares, por lo que estar familiarizado con cada uno de ellos facilitará el diagnóstico y agilizará la atención médica necesaria para que mejore tu salud. Nunca te automediques, y recurre siempre a un especialista.