Enrique Iglesias y Anna Kournikova venden su mansión de Miami por un precio muy inferior

El cantante y la tenista adquirieron esta casa en 2015 y querían que se convirtiera en el hogar de la familia.

Enrique Iglesias y Anna Kournikova venden su mansión de Miami por un precio muy inferior
Enrique Iglesias y Anna Kournikova.
Foto: Al Bello / Getty Images

Enrique Iglesias y Anna Kournikova han ampliado la familia en los últimos días. Ahora son cinco y parece que la casa en la que vivían hasta ahora se les ha quedado pequeña.

Pero nada más lejos de la realidad: la pareja estaba intentando vender esta propiedad desde 2018 y han tardado casi 2 años en encontrar un comprador.

Te puede interesar: La hija de Enrique Iglesias y Anna Kournikova ha heredado el pelo y los ojos de su madre

La sala de estar de la casa en Miami.
La sala de estar de la casa en Miami.

La mansión se encuentra en la zona residencial Bay Point, una urbanización privada y una de las más lujosas y exclusivas de la ciudad. El cantante y la tenista adquirieron esta casa en 2015 y querían que se convirtiera en el hogar de la familia.

Reformaron completamente la casa: hicieron nuevas habitaciones, baños, zonas comunes y un jardín mucho más grande. Este era el lugar donde más tiempo iban a pasar ya la pareja apenas se les ve paseando por las calles de Miami.

Te puede interesar: La dulce historia de amor de Enrique Iglesias y Anna Kournikova

Una de las habitación de la casa de Iglesias y Kournikova.
Una de las habitación de la casa de Iglesias y Kournikova.

Iglesias y Kournikova compraron la mansión por más de $4,5 millones, la pusieron en venta por $4,8 millones y la han acabado vendiendo por $3,8 millones, según informa El Español.

Al parecer, y según cuentan sus allegados, la pareja se dio cuenta de que esta no iba a ser la casa de sus sueños después de terminar todas las reformas. La mansión era demasiado grande para la intimidad que querían, por lo que hicieron las maletas y se mudaron a una casa mucho más acogedora para ellos en esa misma zona.