Jugador del Liverpool se arrepiente de haber golpeado a Lionel Messi en la semifinal de la Champions en la que eliminaron al Barcelona

Andrew Robertson dijo sentirse avergonzado por haber maltratado al capitán blaugrana

Jugador del Liverpool se arrepiente de haber golpeado a Lionel Messi en la semifinal de la Champions en la que eliminaron al Barcelona
Una de las jugadas en las que el escocés sometió al argentino en la semifinal de vuelta de la Champions League 2018-19.
Foto: Paul ELLIS / AFP / Getty Images

Dicen que más vale tarde que nunca y parece que eso inspiró a Andrew Robertson a confesar, 9 meses después de lo sucedido, que está arrepentido de haberle cometido varias faltas a Lionel Messi que tenían como único objetivo ‘ablandarlo’ o hacerle sentir el rigor de lo que le esperaba durante el resto del partido, para mermar sus ánimos a la ofensiva.

El defensor se dijo arrepentido, aceptó que “se pasó de la raya” y que ahora está avergonzado por lo que hizo.

Recuerdo ese momento con vergüenza y no me gusta verlo”, comentó el jugador escocés al Daily Mail y agregó: “Ese día nada ni nadie se interponía ante nosotros, creamos esa atmósfera de remontada, había mucha intensidad (…) Hacerle eso al mejor del mundo no tiene explicación. No tengo nada más que respeto por él y por el Barcelona, pero entramos en ese partido con la intención de remontar un 3-0, necesitábamos un milagro, necesitábamos algo especial y si esa pequeña acción frenaba o condicionaba al mejor jugador del mundo…”, explicó el lateral justificando su estilo de juego.

 

Aunque de inmediato se disculpó por ello: “Lo lamento, ese no soy yo como persona, no es mi personalidad y tal vez me pasé de la raya”, agregó.

Al final del partido, la estrategia le funcionó al defensor y a su DT, Jürgen Klopp, porque los Reds remontaron el marcador adverso y lograron avanzar a la final, echando del torneo a Messi y compañía. A la postre los ingleses se coronarían en el torneo.

En la edición de este año ambos podrían verse las caras más adelante, tanto el Barcelona como el Liverpool están en octavos de final. Los ingleses deberán remontar un 1-0 que tienen contra el Atlético de Madrid, mientras que el equipo culé se medirá este martes contra el Napoli en el duelo de ida.