Arrestan a supremacistas blancos por amenazar a iglesias y periodistas en EEUU

Cinco "extremistas violentos y racistas" con vínculos con el grupo neonazi Atomwaffen, incluido su líder, fueron arrestados por el FBI
Arrestan a supremacistas blancos por amenazar a iglesias y periodistas en EEUU
Foto: Scott Olson/Getty Images)

Los líderes de un grupo neonazi fueron arrestados y acusados en un par de investigaciones federales de conspirar para hostigar a periodistas, iglesias y a un ex funcionario del gobierno de EEUU, entre otros, con amenazas falsas de bombas y otras formas de intimidación.

John C. Denton, de 26 años, de Montgomery, Texas, un ex líder del grupo neonazi Atomwaffen Division, fue arrestado el miércoles y acusado de una serie de amenazas de bombas falsas hechas en Virginia y en varios países, informó el Departamento de Justicia.

Denton enfrentó una aparición inicial el miércoles por la tarde en un tribunal federal en Houston.

En Seattle, en el estado de Washington, los fiscales anunciaron acusaciones contra un grupo de presuntos miembros de Atomwaffen por acoso cibernético y envío de comunicaciones amenazadoras en una campaña contra periodistas con carteles cargados de esvástica que les decían: “Han sido visitados por sus nazis locales”.

Las noticias del miércoles marcan el mayor fracaso del notorio grupo desde que fue fundado hace cinco años, por un grupo de hombres jóvenes y blancos que se conocieron en el sitio neonazi Iron March. Desde entonces, el grupo ha estado relacionado con al menos cinco asesinatos en Estados Unidos.

Los acusados acusados en Seattle son Cameron Brandon Shea, de 24 años, de Redmond, Washington; Taylor Ashley Parker-Dipeppe, 20 años, de Spring Hill, Florida; Johnny Roman Garza, 20, de Queens Creek, Arizona; y Kaleb Cole, de 24 años, de Montgomery, Texas.

Kaleb Cole, el actual líder del grupo racista, también era buscado por las autoridades locales que emitieron una orden de arresto por cargos de posesión de armas de fuego, en violación de una orden de protección contra riesgos extremos.

Atomwaffen ha forjado alianzas internacionales con organizaciones neonazis en Europa y Canadá y es conocido por sus videos de propaganda que muestran a los miembros entrenándose en sus “campamentos de odio” paramilitares. Se atribuyen una ideología violenta llamada “aceleracionismo”, que promueve la violencia para acelerar el colapso de la sociedad.