Katy Perry y Orlando Bloom tuvieron que aplazar su boda por culpa del coronavirus

Era el sueño de la estrella pop llegar al altar embarazada
Katy Perry y Orlando Bloom tuvieron que aplazar su boda por culpa del coronavirus
Katy Perry y Orlando Bloom.
Foto: Grosby

La pareja formada por Katy Perry y Orlando Bloom, muy de actualidad esta semana tras el anuncio que realizó la cantante, nada menos que por medio de su último videoclip, para dar a conocer que debutará en la maternidad el próximo verano, podría haber aplazado la celebración de su esperada boda, la cual estaba programada para el mismo período estival en Japón, a causa de la propagación del temido coronavirus.

Según la información que maneja en estos momentos la revista People, los dos enamorados no querrían correr riesgos de ningún tipo en relación con un posible contagio, y menos aún poner en peligro a los numerosos familiares y amigos que se darían cita en el país nipón. Sin embargo, por el momento ninguno de los dos artistas se ha pronunciado oficialmente sobre el asunto y, asimismo, la decisión que habrían tomado no sería aún firme.

Estaba casi todo listo para congregar a 150 invitados en Japón. Katy estaba muy entusiasmada ante la perspectiva de caminar hasta el altar embarazada, y tanto ella como Orlando estaban muy satisfechos después de que, tras varios retrasos, al final los preparativos estuvieran cogiendo forma. Ahora ha venido otro contratiempo, esta vez en forma de coronavirus”, ha revelado un informante a la citada publicación.

A diferencia de esos imprevistos, la propia Katy Perry ha explicado en su entrevista de este viernes a la emisora Sirius XM que su embarazo estaba perfectamente planeado y, por tanto, que su estreno en la maternidad supondrá la consecuencia natural de un deseo, largamente postergado, de iniciar una nueva etapa vital junto al hombre de su vida, padre del pequeño Flynn (9) junto a su exmujer Miranda Kerr.