Alertan por fraudes relacionados con el coronavirus a través de ‘e-mail’ y redes sociales

Estafadores cibernéticos aprovechan la pandemia para acechar a las víctimas

Alertan por fraudes relacionados con el coronavirus a través de ‘e-mail’ y redes sociales
Foto: ICE

El Servicio Secreto de Estados Unidos emitió un alerta por posibles fraudes relacionados con el coronavirus que los delincuentes cibernéticos hacen a través del envío masivo de correos electrónicos, redes sociales y comercio en línea de suministros médicos para tratar la enfermedad.

“Los delincuentes son oportunistas y, como se vio en el pasado, cualquier evento noticioso importante puede convertirse en una oportunidad para grupos o individuos con intenciones maliciosas, y el coronavirus no es diferente”, señala la alerta del Servicio Secreto.

“De hecho, el coronavirus es una excelente oportunidad para delincuentes emprendedores porque juega con una de las condiciones humanas básicas: el miedo”, recalca.

El miedo puede hacer que las personas bajen la guardia y sean víctimas de estafas a través de las redes sociales, mediante correos electrónicos, fraudes por mercancía no entregada o en subastas por internet.

El Servicio Secreto alertó al público sobre los tipos de estafas asociadas con el coronavirus, principalmente las que se cometen a través del correo electrónico y que conocidas como “phishing”, que es una práctica fraudulenta de envío de mensajes electrónicos que pretenden ser de compañías acreditadas para llamar la atención de las personas y encaminarlas a revelar información personal, como contraseñas y números de tarjetas de crédito.

Las estafas de “phishing” se han vuelto omnipresentes a través de la comunicación por correo electrónico y el comercio electrónico, señaló la autoridad.

“Los delincuentes cibernéticos están explotando el coronavirus a través de la amplia distribución de correos electrónicos masivos que se hacen pasar por organizaciones médicas y de salud legítimas”, refiere la alerta. “En un caso particular, las víctimas han recibido un correo electrónico que pretende ser de una organización médica o de salud que incluye archivos adjuntos que supuestamente contienen información pertinente sobre el coronavirus”.

Esto lleva a que las víctimas desprevenidas abran el archivo adjunto causando que otro tipo de virus infecte el sistema de la computadora o dispositivo móvil, o que la víctima ingrese sus credenciales de inicio de sesión de correo electrónico para acceder a la información y que son tomadas por los estafadores.

Mayor uso del e-mail

Uno de los efectos secundarios del coronavirus es la mayor dependencia del correo electrónico para comunicarse debido a que muchas personas están trabajando desde sus casas debido a las medidas de distanciamiento social que se han implementado, por lo que se espera que ocurran más estafas de este tipo, destacó el Servicio Secreto.

Otro esquema de fraude emergente que explota el coronavirus es el uso de las redes sociales que a través de sitios legítimos que buscan donaciones para causas benéficas relacionadas con la pandemia.

“Los delincuentes están explotando el espíritu caritativo de las personas, buscando donaciones para causas relacionadas con el coronavirus, pero que son fraudulentas, por lo que se debe tener mayor precaución al hacer donaciones”, indicó.

Un tercer esquema de fraude está relacionado con el comercio en línea al ofrecer productos médicos en demanda, pero que no son entregados.

“Los estafadores se anuncian como proveedores médicos y ofrecen productos que pueden usarse para prevenir o protegerse del coronavirus”, explicó. “La supuesta empresa le exigirá un pago por adelantado o depósitos iniciales para luego desaparecer con el dinero y nunca completar la entrega de los productos pedidos”.

Consejos rápidos:

  • Evitar abrir archivos adjuntos y hacer clic en los enlaces que le envían remitentes desconocidos los cuales pueden ser correos electrónicos “phishing”.
  • Tener cuidado con los correos electrónicos o llamadas telefónicas que solicitan información o solicitando que verifique la cuenta.
  • Verificar siempre de forma independiente cualquier información solicitada que se origine en una fuente legítima.
  • Visitar sitios de internet que sean seguros codificados con seguridad empresarial o Secure Socket Layer (SSL).
  • Cuando la pantalla muestra “errores”  puede ser una señal de advertencia de que algo no está bien en el sitio web.