Avergonzado y en un mar de llanto, futbolista neozelandés pide disculpas públicas por romper cuarentena

En una entrevista de radio, Tim Payne del Wellington Phoenix aceptó su falta
Avergonzado y en un mar de llanto, futbolista neozelandés pide disculpas públicas por romper cuarentena
El mediocampista no pudo contener las lágrimas al confesar que escapó luego de una fiesta.
Foto: Paul Kane / Getty Images

Este jueves, Tim Payne, un jugador de la A- League, quien defiende la camiseta del Wellington Phoenix, confesó que rompió su confinamiento tras una velada festiva.

El mediocampista holandés y su compañero, el guardameta Oliver Sail, salieron de su aislamiento en Sídney la madrugada del martes a bordo de un carrito de golf, pero a 5 km de distancia fueron interceptados por la policía, aunque el futbolista afirmó que no fueron formalmente detenidos, desmintiendo la versión que circulaba.

Luego de esto y con una investigación en curso, el jugador pidió disculpas públicas en una entrevista de radio, en la cual no pudo evitar el llanto.

“Lo siento profundamente”, mencionó el jugador internacional con la selección de su país en entrevista para una estación de radio neozelandesa. “Asumo totalmente la responsabilidad de mis acciones y de lo que pasó esa noche (…) Acepto totalmente las repercusiones de ese acto”, añadió sollozando. “Es evidentemente que fue un error de mi parte, el tipo de cosas que uno quiere borrar”, finalizó.

Tanto la A-League, el torneo que une a equipos de Australia y Nueva Zelanda, como el propio club, el Wellington Phoenix, confirmaron que hubo un incidente que implicó a Payne y Sail, explicando que había iniciado una investigación al respecto.