Enfermero de Mount Sinai en Manhattan murió a una semana de hospitalización por coronavirus

Kious Jordan Kelly, quien se encontraba en sus 40 años, era un profesional comprometido y dedicado a sus pacientes
Enfermero de Mount Sinai en Manhattan murió a una semana de hospitalización por coronavirus
El enfermero Kious Jordan Kelly falleció este martes en Mount Siani West.
Foto: Cortesía

NUEVA YORK – Un enfermero del Mount Sinai West en Manhattan, hospital en el que algunos profesionales de la salud han tenido que usar bolsas de basura para cubrirse al tratar a pacientes con coronavirus, murió víctima de la enfermedad.

Kious Jordan Kelly, quien se encontraba en sus 40 años, murió una semana después de haber sido admitido por síntomas de la enfermedad.

El empleado de la salud fue ingresado como paciente el 17 de marzo y falleció este martes.

“Nosotros estamos profundamente apenados por la muerte de nuestro querido miembro del equipo de enfermeros. La seguridad de nuestros empleados y pacientes nunca había sido de tanta importancia y estamos tomando cada paso de prevención posible para proteger a todos”, dijo el hospital en un comunicado.

Sin embargo, la seguridad del personal de salud sigue siendo el reto mayor. Un reporte del New York Times esta semana confirma que la escasez de PPE o Equipo Personal de Protección es también un problema en esta institución privada.

En ese espacio en particular, personal médico ha sido visto con bolsas de basura que utilizan para cubrirse en vista de la falta de suministros.

La administración del Mount Sinai en Nueva York argumentó en su defensa que, debajo de las bolsas, los enfermeros tenían el equipo PPE necesario.

“Nosotros sabemos cuán retantes son las condiciones en estos momentos y cuán asustada se ha vuelto la gente, pero estamos haciendo todo lo humanamente posible para calmar estos miedos y proteger a nuestros personal y pacientes”, indicaron desde el hospital.

Aunque, actualmente, la mayoría de los hospitales en Nueva York exceden su capacidad en cuanto a admisión de pacientes, se vislumbra que el escenario podría ser peor en unas tres semanas cuando se espera el pico de pacientes.