Los 6 alimentos procesados más confiables

La mejor recomendación en cuestiones de salud y nutrición siempre será consumir alimentos frescos, sin embargo no siempre es posible. Aprende a seleccionar las mejores alternativas de productos procesados

Los 6 alimentos procesados más confiables
Un buen tip siempre que compres productos procesados es revisar la etiqueta ¡Entre menos ingredientes tenga mejor!
Foto: shutterstock_

Lo mejor para tu salud siempre será comer fresco y contemplando el uso de ingredientes de temporada, es la mejor manera de obtener todos los nutrientes que nos brindan los alimentos. Sin embargo las circunstancias no siempre lo permiten y en algunas ocasiones es necesario recurrir al uso de productos procesados, una buena recomendación antes de elegirlos es investigar un poco sobre las mejores opciones en cuestiones de nutrición y salud. 

En primer lugar es indispensable entender la diferencia que existe entre los productos procesados y los ultraprocesados; es muy sencillo los alimentos procesados son aquellos que han pasado por cierta manipulación para llegar a nuestras manos y por su parte los alimentos ultraprocesados son aquellos en los que su composición se ha modificado, normalmente se les agregan muchos azúcares, aditivos y grasas de mala calidad. Por ende la recomendación es evitar a toda costa el consumo de alimentos ultraprocesados y tomar decisiones inteligentes cuando utilicemos a los procesados.

Te presentamos una lista de los productos procesados más confiables y que puedes perfectamente utilizar para salir de algún apuro, al realizar las compras es importante que siempre revises las etiquetas y elijas aquellas opciones que contengan las grasas de mejor calidad (principalmente aceite de olivo extra virgen) y con menor aporte en azúcares y sodio. 

1. Legumbres cocidas

En algunas ocasiones no disponemos del tiempo para preparar de manera casera las legumbres, existen algunas versiones ya cocidas que se destacan por ser una buena opción económica y versátil. Es normal que durante el proceso se les agregue un poco de sodio y pierdan algunos nutrientes, pero a grandes rasgos son una buena alternativa para preparar dips, hummus, guisados y son una buena guarnición; un buen consejo es mezclarlas siempre con vegetales frescos, opta por las versiones en frascos de vidrio y revisa bien su contenido en sodio.

Frijoles en lata./Foto: Cortesía

2. Pescados en conserva

Los pescados en conserva son una buena opción de proteína se pueden utilizar para picoteo, en ensaladas y emparedados, la regla básica es apostar por las versiones de calidad y evitar los productos de bajo precio. Las variantes premium se destacan por contener aceite de olivo extra virgen y muy poca sal, un buen parámetro para seleccionarlos es revisar los ingredientes entre menos contengan, mayor será la calidad. Siempre acompáñalos con verduras frescas, son una buena fuente de ácidos grasos Omega 3 y cuentan con pocas calorías. 

atún
Atún en lata./Foto: Shutterstock

3. Verduras congeladas

Cuando hablamos de verduras nada será mejor que las frescas y de temporada, son deliciosas, jugosas y están llenas de nutrientes; sin embargo conforme van madurando tienden a perder algunas propiedades por lo que debemos de consumirlas prácticamente al momento. La verduras congeladas son una buena opción al ser sumamente accesibles, son prácticas e higiénicas, lo mejor de todo es que conservan prácticamente todos sus nutrientes, esto se debe a que la ultra congelación industrial hace que se dañen mucho menos sus estructuras. Son perfectas para sopas, cremas, ensaladas, salsas y guarniciones.

Ejotes congelados. /Foto-Crédito: Congerdesign/Pixabay

4. Tomates en conserva

Utilizar tomates naturales para cocinar es delicioso, lo que sucede es que en muchas ocasiones los tomates no están en su punto de maduración correcto y esto cambia sabores que deterioran la calidad final de la receta. Los tomates en conserva son una gran recomendación de producto procesado, elige las opciones que no contengan azúcar, opta por las marcas orgánicas y en frascos de vidrio y por supuesto siempre será mejor el tomate entero que el triturado. 

Tomates en conserva. /Foto-Crédito: Mariha-kitchen/Canva

5. Fruta congelada

La fruta fresca es exquisita y un verdadero tesoro nutricional, sin embargo no todas las variantes están disponibles a lo largo del año. Las frutas congeladas son una buena opción en cuestiones de temporalidad, gozan de prácticamente el mismo aporte nutricional que las frescas, se conservan mejor y son increíblemente versátiles puedes utilizarlas para jugos, batidos, jaleas, mermeladas, postres y lo que se te ocurra.

Fruta congelada. /Foto:Crédito: Jakub Kapusnak/Foodiesfeed

6. Algas

Aunque no lo creas las algas deshidratadas son productos procesados y de hecho se encuentran como los primeros en la lista de saludables. Esto se debe a que el único proceso por el que pasan es la deshidratación, normalmente se utilizan en sopas y ensaladas.

algas
Algas./Foto: Shutterstock