¿Miente ICE sobre inmigrantes detenidos calificados de “criminales”?

Las cifras derrumban las afirmaciones de 'La Migra'

ICE ha sido cuestionada por detener a inmigrantes sin récord criminal.
ICE ha sido cuestionada por detener a inmigrantes sin récord criminal.
Foto: John Moore / Getty Images

La oficina Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha defendido sus redadas señalando que la mayoría de la gente que detiene tiene récord criminal.

Sin embargo, activistas han demostrado con diversos estudios que los inmigrantes son arrestados solamente por ser indocumentados.

En sus reportes tras operativos, la agencia integra como accciones criminales la falta administrativa a la ley de inmigración.

Un reciente estudio de la Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) Universidad de Syracuse, en Nueva York, indica que el 61% de los inmigrantes en centros de detención nunca ha cumplido una condena, ni siquiera por un delito menor, datos que cobran relevancia en medio reclamos para que sean liberados ante el avance del coronavirus en Estados Unidos.

El reporte señala que en octubre de 2017 el número de detenidos del ICE con expediente criminal alcanzó su pico, con menos de 20,000, cifra que disminuyó constantemente a menos de 15,000 durante cada uno de los últimos cinco meses, entre noviembre de 2019 y marzo de este año.

El estudio de los datos del ICE realizado mostró que incluso entre los inmigrantes detenidos que tienen una condena, pocas son por lo que ICE califica como delitos graves, donde se cree que las personas representan una amenaza para la seguridad pública.

Solo uno de cada diez (10.7%) detenidos, menos de 6,000 en todo el país, tienen una condena grave, de un mínimo de cinco años, registrada a partir de julio de 2019, indicó TRAC.

El estudio también reveló que la proporción de detenidos con antecedentes penales varía ampliamente en la red nacional de centros de detención del ICE, como los centros de detención familiar, donde 100 % de los detenidos no tenían condenas.

En otros como los centros correccionales de los condados de Clinton, en Pensilvania, y de Wasco, en Oregón, casi todos los detenidos habían cumplido algún tipo de condena.

“A la luz de las preguntas sobre cómo manejar la detención durante la pandemia de coronavirus, estos hallazgos adquieren una nueva importancia”, indicó TRAC en un comunicado.

Advierte que la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto repentino y profundo en casi todos los aspectos de la vida en este país y plantea importantes preguntas sobre cómo el ICE debería responder al riesgo para los no ciudadanos en los centros de detención.

Destaca que la agencia de inmigración no ha abordado directamente si usaría su facultad discrecional para liberar a los detenidos que no están sujetos a las pautas de detención obligatoria, o cómo lo haría.

Detenidos, sus familiares, activistas y abogados han reclamado al ICE con insistencia que libere a los inmigrantes bajo su custodia ante el peligro de contagio con el virus, luego de que algunos de sus empleados e inmigrantes arrojaran positivo a la prueba.

Incluso, algunos detenidos en centros del ICE en Nueva Jersey declararon una huelga de hambre hace una semana exigiendo ser liberados, ya sea bajo fianza o vigilancia electrónica, por temor al contagio.

TRAC recuerda que algunos jueces federales ya están comenzando a instar al ICE a liberar a los detenidos en riesgo.

Esta semana en Nueva York un juez ordenó la liberación del mexicano Gaspar Avendaño Hernández, que estaba recluido desde principios de febrero, cuando fue detenido en medio de un incidente en que un agente del ICE disparó en la cara al hijo de su novia.

El mexicano fue liberado el 1 de abril del centro de detención en el condado de Hudson, en Nueva Jersey, luego de que un grupo de defensores presentara una moción en la que expusieron que debido a su condición de salud era vulnerable al contagio.

En otro caso, un juez del mismo tribunal federal para el Distrito Sur de Nueva York ordenó que cada caso de un detenido del ICE en Nueva York fuera evaluado para determinar si representa un peligro para la comunidad o por el contrario puede ser dejado en libertad, luego de que la agencia pusiera alto a esa práctica para tomar una decisión, en 2017.

La agencia federal ha suspendido las visitas, incluso de los abogados, a sus centros, donde según los detenidos no cuentan con equipo sanitario para protegerse y además han denunciado la falta de higiene en las instalaciones lo que les expone más al contagio.

Con información de EFE