Cómo cultivar aguacates en tu propia casa (y fácilmente)

Aprende a cultivar tus propios aguacates en casa, durante el proceso tendrás una linda planta de interior. ¡Sólo necesitas paciencia para obtener tus primeros frutos!

Aprovecha el tiempo en casa y cultiva tus propias cosechas.
Aprovecha el tiempo en casa y cultiva tus propias cosechas.
Foto: Shutterstock

¿Te encantan los aguacates? Aunque no lo creas cultivar en casa este superalimento es posible y es que existen razones de más, no sólo son deliciosos, son sumamente saludables y versátiles. En los últimos años el auge de los aguacates ha sido impresionante, forman parte de numerosas tendencias nutricionales y son un gran aliado con grandes propiedades medicinales, entre las que se destacan sus beneficios para la salud cardiovascular, relajan al sistema nervioso, regulan el tránsito intestinal, son buenos para la vista, para la piel, ayudan a perder peso y bueno son una delicia.

Gracias a sus inmensas bondades son utilizados en numerosos platillos que van desde jugos verdes, batidos, sopas, salsas, ensaladas, sándwiches, guacamole y hasta en postres. ¿Te has imaginado cosechar tus propios aguacates en casa? Por supuesto que es posible, necesitarás de mucha paciencia ya que es un proceso algo lento y mientras tanto tendrás una linda planta con hojas grandes y brillantes para decorar el interior de la casa. A continuación te presentamos el paso a paso para cultivar un árbol de aguacate a partir de un hueso y prácticos consejos para cuidarla. 

La lista de insumos que necesitaras:

  • Un hueso de aguacate (utiliza cualquier hueso de un aguacate comprado que hayas consumido)
  • Palillos de dientes
  • Contenedores de composta
  • Pala de mano
  • Una maceta de 30 cm

El paso a paso:

A considerar: Utiliza un hueso o semilla de aguacate limpia, libre de cualquier residuo y bien seco. Puedes comenzarla en agua o plantarla directamente en la composta, este último es una buena opción si vives en un lugar donde el agua es particularmente salada, ya que a los aguacates no les gusta el agua salina. 

1. Limpia bien el hueso o semilla de aguacate

Remoja el hueso de aguacate en agua, con el objetivo de eliminar los restos de pulpa de la fruta, no elimines la piel marrón. Permite que seque bien.

2. Coloca la semilla en un recipiente con agua

En este paso es muy importante revisar el hueso del aguacate e identificar la parte puntiaguda y la raíz; normalmente la parte puntiaguda es el extremo superior y la parte más plana y ancha es la raíz. La raíz es la parte de la semilla que deberá estar en contacto con el agua. En caso que no tengas un vaso que se acople a las medidas, utiliza el truco de los palillos de dientes para sostener la semilla (revisa la imagen de referencia).

3. Coloca bajo el marco de una ventana soleada

El siguiente paso es colocar el vasito con la semilla bajo el marco de una ventana soleada, deberás cambiarle el agua una vez por semana para mantenerla siempre fresa. El aguacate deberá germinar en aproximadamente un mes. 

4. Planta el brote cuando alcance los 15 cm de altura

Cuando el brote alcance los 15 cm de altura, córtalo para que quede de 10 cm esto ayudará a impulsar un nuevo crecimiento. Cuando vuelva a alcanzar los 15 cm estará listo para plantarse en la maceta de 25 cm de diámetro con la composta (procura que sea lo más pura posible). Coloca nuevamente bajo el marco de una ventana soleada y riega de manera regular, un buen tip es que el suelo siempre deberá estar húmedo y si llegas a observar que las hojas se tornan amarillas estás regando demasiado. 

5. Fomenta un crecimiento saludable

Un buen tip para que siga creciendo sanamente es cuando alcance los 30 cm de altura “pellizca” las hojas superiores, repite este procedimiento cada vez que el brote crezca 15 cm es ideal para promover un buen crecimiento. 

Tips y cuidados especiales:

  • Coloca la maceta en una posición cálida y soleada, si tienes acceso a un invernadero es perfecto.
  • Riega la planta de aguacate ligeramente, pero regularmente. Permite que la tierra/composta se seque entre cada riego.
  • Nunca dejes que la planta se asiente en el agua, no les gustan las condiciones ni muy húmedas ni muy secas. 
  • Si las hojas adquieren un tono marrón en las puntas, es indicativo que les falta agua. Si las hojas adquieren un tono amarillo, están recibiendo demasiada agua permite que seque de 1-2 días. 
  • Alimenta la planta con fertilizante líquido cada 2-3 semanas. 
  • El árbol de aguacate crece rápidamente por lo que es probable que tengas que cambiarlo a una maceta más grande, al menos una vez al año. Cuando veas que solicita más riego y las hojas lucen caídas, deberás considerar el cambio de maceta.
  • El árbol del aguacate puede producir flores aproximadamente a los tres años, las frutas pueden tardar hasta 10 años. Mientras tanto disfruta de una bella planta de interior.