Gastrocoronavirus: Narra en Twitter el martirio que vivió al enfermar de COVID-19 con síntomas gástricos

En algunos casos, el COVID-19 afecta al estómago más que a las vías respiratorias
Gastrocoronavirus: Narra en Twitter el martirio que vivió al enfermar de COVID-19 con síntomas gástricos
La doctora Fern Riddell.
Foto: fernriddell.com / Cortesía

De manera generalizada, la infección causada por el nuevo coronavirus provoca síntomas como fiebre y tos seca, y dificultad para respirar en los casos más graves. Sin embargo, un porcentaje de los enfermos presentan síntomas estomacales.

Una historiadora narró en Twitter el martirio que vivió al enfermar de coronavirus con síntomas gástricos, y aseguró que para el día 33 de la enfermedad todavía no estaba del todo bien. Algunos medios británicos ya le han llamado a esta manifestación “gastrocoronavirus“.

La doctora en historia Fern Riddell, especializada en cultura victoriana, decidió escribir en su cuenta de Twitter una crónica de lo que fue su dura batalla contra el COVID-19. “Durante los últimos 26 años nunca he estado más enferma en mi vida“, narró.

Riddell aseguró que durante los primeros 10 días sólo experimentó síntomas leves, como un resfriado, sin fiebre. A partir de ahí su cuerpo fue cuesta abajo. “Fue como si me hubieran envenenado“.

Aunado a su malestar general, la británica tuvo que beber seis litros de agua al día más un suero oral para contrarrestar su grave deshidratación, sus náuseas fueron “abrumadoras” y su diarrea “horrible”. Hasta el día 16 los peores síntomas desaparecieron, pero continuó tomando medicamentos para aliviar el malestar estomacal.

Riddell asegura que presentaba un ciclo de cuatro días, es decir que tenía cierta mejoría y en el día cuatro empeoraba. Afortunadamente, en general, ha mostrado progresos: su sentido del olfato regresó después de nueve días y ya puede tolerar algunos líquidos.

La doctora manifestó su preocupación porque no hay estudios específicos sobre cómo el coronavirus afecta el estómago, pero los “reportes iniciales insinúan que los pacientes gástricos permanecen enfermos e infecciosos por más tiempo“. Y en su día 33 de enfermedad, Riddell aseguró: “Incluso son síntomas leves a moderados, es horrible”.