Cazuela de pan francés con fruta, desayuno ideal para toda la familia

Hornea la noche anterior y disfruta de un caliente, dulce y delicioso desayuno

Si lo que buscas es un desayuno caliente, horneado, con gran aroma, sabor y que además sea nutritivo, la cazuela de pan francés es una opción. La puedes preparar la noche anterior, refrigerar y por la mañana solo recalentar, esto te hará ahorrar tiempo para preparar el desayuno.

Si no tienes este pan francés puedes improvisar y aprovechar el pan que tienes en casa. Sustituye con pan frío o pan integral.

La cazuela de pan con fruta tiene un sabor y textura que a todos les encantará. Es una preparación que puede ser consumida por toda la familia.

Además del pan y la fruta, la receta incorpora ingredientes huevos, leche, mantequilla y vainilla. Este desayuno cuenta con proteínas, vitaminas y minerales. Aporta 300 calorías por porción.

Ingredientes

(8 porciones)

  • 8 tazas de pan cortado en cubos, puedes usar pan integral.
  • 4 huevos, ligeramente batidos
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 1⁄4 de taza de azúcar
  • 2 tazas de fruta, rebanada o picada. Fresca, congelada o enlatada.
  • 1⁄4 de taza margarina o mantequilla suavizada
  • 1⁄4 de taza de azúcar
  • 1⁄2 taza de harina

Preparación

  1. Engrasa ligeramente (con aceite líquido o en espray) un molde para hornear de 8”x 8” o cacerola de 2 cuartos y añade los cubitos de pan.
  2. Mezcla los huevos, la leche, la vainilla y el azúcar. Vierte sobre cubos de pan. Mueve suavemente para mojar todo el pan y cubre con fruta.
  3. Envuelve el molde con plástico y refrigera hasta que todo el líquido se haya absorbido, al menos 30 minutos, aunque puedes dejar toda una noche.
  4. Precalienta el horno a 350 grados F.
  5. Combina la margarina suavizada, el azúcar y la harina hasta que se haga una mezcla que se desmorone fácilmente.
  6. Quita la envoltura de tu molde y espolvorea la mezcla de margarina sobre la fruta.
  7. Hornea entre 40 y 60 minutos hasta que quede bien cocido y luzca un poco dorada la superficie de tu cazuela.

Si deseas darle un toque extra, mezcla un poco de canela en polvo con el huevo.