Reabren tiendas y restaurantes de Florida menos en Miami y otras ciudades del sur, donde siguen subiendo los casos

Hasta el domingo, Florida tenía más de 36,000 casos de coronavirus y casi 1,400 muertes.

Reabren tiendas y restaurantes de Florida menos en Miami y otras ciudades del sur, donde siguen subiendo los casos
La gente visita el South Pointe Park después de la reapertura de los parques en Miami Beach, Florida.
Foto: CRISTOBAL HERRERA / EFE

Los dueños de negocios de gran parte de Florida estaban ocupado el domingo preparándose para reabrir bajo nuevas restricciones. Los restaurantes separaban las mesas a seis pies de distancia y los dueños de los salones rogaban que se los considera en la prudente reapertura de la primera fase, que arrancó este lunes.

En el centro de San Petersbugo, Ryan Pines ponía sillas y colocaba botellas de desinfectante alrededor de Buya Ramen, un restaurante amplio y bullicioso que se encuentra en la avenida principal de la ciudad.

Te puede interesar: Cancelan el contrato de arrendamiento a una doctora de Miami por miedo a que contagie el coronavirus en el condominio

“Hemos sacado toda la cocina y estamos blanqueando y desinfectando todo”, decía el director de bebidas el domingo.

Al igual que los restaurantes en todo el estado, a Buya se le permitirá operar a una capacidad del 25 por ciento a partir del lunes, y se permitirá sentarse afuera. Y junto a muchos restaurantes que apenas se las arreglan para negocios de comida para llevar, espera que las medidas acaben ayudando.

El restaurante normalmente ocupado cerró a mediados de marzo y ha estado haciendo el 20 por ciento de sus ventas normales porque están ofreciendo comida para llevar. Sus trabajadores están ansiosos por regresar, diciendo que muchos aún no han recibido los beneficios de desempleo que solicitaron.

Te puede interesar: Un empleado del almacén de Amazon en Miami ha dado positivo en coronavirus y sus compañeros dicen que hay más casos

En otros lugares, miles de floridanos también están ansiosos por trabajar, vivir, volver a la normalidad, sea lo que sea. Hasta el domingo, Florida tenía poco más de 36,000 casos de coronavirus, con alrededor de 1,379 muertes, incluidos unos 600 casos nuevos el domingo.

El gobernador Ron DeSantis dijo que deliberadamente toma las cosas lentamente durante la reapertura.

“Sé que algunas personas dicen: ‘Oigan, apaguen el interruptor y acaben de una vez’, pero el país nunca ha manejado una epidemia como lo hemos hecho con esta. Creo que ser seguro, inteligente y paso a paso es la forma adecuada de manejar eso”, apostilló.