Restos de un cohete chino pasaron encima de Nueva York y Los Ángeles al caer a la Tierra

El fragmento de cohete de 20 toneladas es la quinta pieza más grande de basura espacial que entra sin control en la atmósfera de la Tierra. Todavía están encontrando pedazos

China lanzó un cohete Long March 5B el 5 de mayo.
China lanzó un cohete Long March 5B el 5 de mayo.
Foto: STR / AFP / Getty Images

Una pieza de 20 toneladas de un cohete chino pasó sobre las ciudades de Nueva York y Los Ángeles, entre otras, antes de que se estrellara contra la Tierra esta semana, dicen los científicos que rastrean su descenso, reporta la periodista Denise Chow, de NBC News.

Los escombros, que provienen de un cohete que se lanzó a principios de mayo, son la quinta pieza más grande de basura espacial que entra sin control a través de la atmósfera de la Tierra, según los expertos que rastrean los escombros y los satélites.

Es el objeto más grande en casi tres décadas que cae inesperadamente en la Tierra, lo que demuestra el peligro potencial de objetos tan grandes que hacen reingresos incontrolados desde la órbita terrestre baja.

El 18 ° Escuadrón de Control Espacial de la Fuerza Espacial de EEUU que rastrea la basura espacial y las reentradas desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, California, confirmó que la etapa del cohete atravesó la atmósfera de la Tierra el lunes a las 11:33 a.m. ET mientras volaba sobre el Océano Atlántico.

Alrededor de 15 a 20 minutos antes de eso, los escombros pasaron sobre la ciudad de Nueva York, según Jonathan McDowell, astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian.

“En su última órbita alrededor de la Tierra, esta etapa de cohete pasó directamente sobre Los Ángeles y la ciudad de Nueva York”, dijo McDowell. “Es solo una extraña coincidencia que haya volado sobre dos áreas urbanas importantes en su última órbita, pero si hubiera descendido antes, habría habido algo de drama”.

China lanzó el cohete Long March 5B el 5 de mayo como parte de un vuelo de prueba sin tripulación, para probar una nueva cápsula para la tripulación.

En la órbita terrestre baja, la etapa del cohete habría estado viajando a aproximadamente 18,000 mph, pero la fricción habría frenado significativamente los escombros al hacer el ardiente viaje a través de la atmósfera. McDowell estimó que cualquier pieza que no se quemara golpearía el suelo a 100 mph.

“No sería suficiente para aniquilar a Nueva York”, dijo. “Podría eliminar un piso de un edificio, pero de cualquier manera, eso es aún más de lo que necesitamos en este momento”.

Pero incluso si la basura espacial no llueve sobre una ciudad densamente poblada, todavía hay claros peligros, dijo McDowell.

Se cree que algunas de las piezas sobrevivientes de la etapa del cohete pueden haber caído en Costa de Marfil en África occidental, donde los aldeanos y los medios africanos informaron haber encontrado una tubería de aproximadamente 40 pies y otros desechos metálicos.

Si bien la fuente de los objetos aún no se ha confirmado, McDowell dijo que las ubicaciones están a lo largo de la pista prevista de la reentrada de la etapa del cohete.

Ese pedazo de tubo cayendo sobre Nueva York o Los Ángeles sería una historia diferente. Ni pensar en algo que caiga es una ciudad densamente poblada y que pese 20 toneladas.

Esta no es la primera vez en que partes de un cohete chino caen sobre áreas pobladas.

En marzo, se encontró un refuerzo lateral masivo cerca de un sitio de lanzamiento en Xichang, en la provincia china de Sichuan. Y en noviembre, después de que un satélite Long March 3B lanzó dos satélites en órbita, partes de los propulsores del cohete se estrellaron contra un asentamiento chino cercano.

Entre los objetos más grandes hechos por el hombre que han hecho reingresos incontrolados se encuentran la estación espacial Skylab de la NASA, que se incendió sobre el Océano Índico y el oeste de Australia en 1979, y la estación espacial Salyut 7 de la Unión Soviética, que cayó en picado a la Tierra en 1991 y se rompió sobre Argentina.

Te puede interesar: