Conoce los sorprendentes beneficios medicinales de las semillas de girasol

Las semillas de girasol son un tesoro nutricional que esconde maravillosas propiedades terapéuticas. Son un potente antioxidante con beneficios antiinflamatorios, son un buen aliado de la salud cardiovascular y combaten la diabetes
Conoce los sorprendentes beneficios medicinales de las semillas de girasol
Las semillas de girasol son ricas en calcio por lo que son un buen aliado de la salud ósea.
Foto: shutterstock

Las semillas de girasol son uno de los ingredientes más populares en la alimentación vegetariana, también son un producto que suele agregarse en diversas mezclas de frutos secos, pan multigrano, granolas y barras energéticas. Son consideradas un alimento con un alto valor nutricional que se destaca por su contenido en compuestos vegetales, grasas saludables, vitaminas y minerales.

¿Qué son las semillas de girasol?

Las semillas de girasol son los frutos de la planta de girasol, que recibe el nombre científico de Helianthus annuus. estas semillas se cosechan en las grandes cabezas de las flores de la planta, las cuales pueden llegar a medir más de 30 cm de diámetro. Resultan impresionantes ya que una sola cabeza de girasol puede llegar a contener hasta 2,000 semillas. Las cosechas de girasol se dividen en las semillas que son utilizadas para consumo directo y las que son la base para elaborar el famoso aceite de girasol.

Se destacan por su riqueza en nutrientes entre los que sobresale su contenido en vitamina E y selenio, a la vez son portadoras de un gran valor antioxidante que protege a las células del daño de los radicales libres y desempeñan un buen papel en la prevención de diversas enfermedades degenerativas. También son ricas en compuestos vegetales entre los que se destacan los flavonoides y los ácidos fenólicos.

Sobre sus principales beneficios curativos:

1. Reducen la inflamación

La inflamación en sus inicios es considerada una respuesta inmune natural del organismo, sin embargo cuando es una condición crónica es la causa de la mayoría de las enfermedades degenerativas. Cuando se da un aumento en los niveles sanguíneos de la proteína reactiva C, los marcadores  inflamatorios aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. También diversos estudios han comprobado que los altos niveles de vitamina E de las semillas de girasol, tienen un efecto positivo que ayuda a reducir los niveles de proteína C reactiva, mientras que su contenido en flavonoides y otros compuestos vegetales se asocian con beneficios para reducir la inflamación. 

2. Menor riesgo cardíaco

Las semillas de girasol contienen un compuesto que tiene la capacidad de bloquear una enzima que hace que los vasos sanguíneos se contraigan, como resultado se relajan y en conjunto con su alto aporte en magnesio se logra regular la presión arterial. La hipertensión es considerada una enfermedad silenciosa que se relaciona como un factor de riesgo en diversas enfermedades cardíacas, ataques y derrames cerebrales. Otro de sus beneficios se encuentra en su alto contenido en grasas insaturadas, especialmente en ácido linoleico que también tiene efectos positivos en la presión arterial y los altos niveles de colesterol.

3. Buen aliado contra la diabetes

Las semillas de girasol tienen un importante efecto reductor sobre los niveles de azúcar en la sangre, especialistas señalan que esto se debe a su contenido en un compuesto que se encuentra en la planta que se llama ácido clorogénico. Son un buen aliado en la dieta diabética, de hecho diversos especialistas en nutrición recomiendan integrarlas en todo tipo de platillos ya que tienen la genialidad de disminuir el efecto de los carbohidratos en los niveles de azúcar en la sangre, las proteínas y las grasas naturales que contienen las semillas reducen la velocidad en la que se vacía el estómago y esto permite una liberación más gradual de azúcar de los carbohidratos. 

4. Mejoran el estado de ánimo

Las semillas de girasol son ricas en proteínas, que contienen aminoácidos entre ellos se destaca su aporte en triptófano, que es considerado un precursor de la serotonina el neurotransmisor que se relaciona con el estado de ánimo. Cuando se encuentra en niveles bajos se asocia con estados de ánimo alterados, depresión y nerviosismo, también se le asocian beneficios para dormir mejor ya que aumentan la producción de melatonina. 

Son riquísimas en nutrientes sin embargo pueden ser un poco altas en calorías, por lo que vale la pena consumirlas con cautela y en momentos del día en que necesitemos de mayor energía. La gran ventaja es que son versátiles y se pueden disfrutar con todo tipo de recetas dulces y saladas.