No sólo autos: Currywurst, la salchicha de Volkswagen con más de 40 años que no conocías

Hace más de 40 años que la marca de autos alemana produce una salchicha alemana que se ha colocado en el gusto del público e incluso se vende en supermercados

No sólo autos: Currywurst, la salchicha de Volkswagen con más de 40 años que no conocías
Volkswagen no sólo se dedica a vender autos, también comida para sus trabajadores.
Foto: Pixabay

Hablar de Volkswagen inmediatamente remite a pensar en autos, algunos deportivos, otros de tipo familiar o quizá hasta en vehículos eléctricos o las fábricas armadoras de carros, sin embargo, nunca nos imaginamos pensar en comida.

Tal vez te preguntes qué relación hay entre Volkswagen y la comida, pues bien, te presentamos a Volkswagen Currywurst, la salchicha de la marca que pocos conocen pero que tiene ya 47 años de existencia.

Tal como lo lees, Volkswagen produce en la fábrica de Wolfsburg, a un costado de la línea de producción de autos, una salchicha para alimentar a los trabajadores de la marca. Desde inicios de los 70, los directivos de la planta se dieron cuenta que sería más efectivo financieramente, preparar la comida por su cuenta y no comprar ya hecho, y que mejor que hacer un alimento esencial en la cultura culinaria alemana, la salchicha.

De acuerdo con el portal Motorpasión, fue en 1973 los chefs y carniceros contratados por Volkswagen comenzaron a producir salchichas para ofrecer en los comedores de toda la planta. La Volkswagen Currywurst usa carne de cerdo que llega fresca cada ciertos días a la planta y que proviene de algunas granjas cercanas a la fábrica. Dicha carne pasa por un proceso de selección y después es molida para poder mezclarse con una receta de especias que la marca etiqueta como “receta secreta” para darle ese sabor único de las salchichas de Volkswagen.

Una vez mezclada la carne y especias, se ahuman las salchichas sobre madera de haya durante 100 minutos a una temperatura de 176 grados. En su línea de producción trabajan cerca de 30 personas. Con el paso del tiempo se ha mejorado el proceso de preparación para hacer que el porcentaje de grasa en el producto sea de sólo 20%, cuando en promedio una salchicha alemana lleva 35% de grasa.

Quienes han tenido la oportunidad de probar este platillo aseguran que cuenta pimienta y jengibre, aunque el sabror que predomina es el del Curry. Para acompañarla, Volkswagen produce su propio aderezo de cátsup con ciertos destellos de sabor a curry. Por si fuera poco desde 2010 también ofrecen una variante vegana.

Pero no solamente en la fábrica de Alemania se puede degustar esta salchicha, pues también se distribuye a otras plantas de Europa, incluso se llega a vender en algunos supermercados con la marca “Volkswagen Originalteil“.

Volkswagen aclara que este producto no se exporta al continente americano u otros mercados por algunas condiciones comerciales y también para asegurar que lo que se consuma siempre sea un producto fresco.

**********

Te puede interesar.