“Chucky” Lozano anotó el gol más insólito de su carrera

Nadie esperaba que el mexicano jugara, mucho menos que marcara de cabeza en la Serie A
“Chucky” Lozano anotó el gol más insólito de su carrera
Hirving anotó su tercer gol con la camiseta del Napoli.
Foto: EMANUELE PENNACCHIO / EFE

De forma inesperada, este martes Hirving Lozano regresó al campo anotando el gol que selló el triunfo de 0-2 del Napoli contra el Hellas Verona.

El “Chucky” marcó su tercer gol con la camiseta de los Azules contra todos los pronósticos, ya que tenía 4 meses y 14 días marginado por su DT y nadie esperaba que hoy entrara a jugar. Por si fuera poco, tenía 7 meses sin anotar, ya que su último tanto lo realizó el 23 de noviembre del año pasado.

Otro ingrediente que hace que este gol sea difícil de creer es que el jugador entró al minuto 84, es decir, a 6 minutos del final y como el quinto cambio del partido. Otro poco y su técnico, Gennaro Gattuso, con quien tuvo un altercado la semana pasada, no lo mete, pero el artillero no desaprovechó la oportunidad y ese tiempo le fue suficiente para hacerse presente en el marcador.

Y lo más insólito de todo es que el futbolista mexicano marcó su gol de cabeza, algo difícil de entender, ya que el fuerte de Lozano no es el juego aéreo y principalmente porque el futbol italiano se caracteriza por sus férreos y corpulentos defensores. El “Chucky” es un hombre diminuto que mide 1.74 cm y pesa 70 kg. Sin embargo, mandó el balón al fondo de la red tras rematar con la testa en medio de dos hombres más altos: Marco Faraoni y Amir Rrahmani, el primero es el número 5, quien lo estaba marcando y mide 1.80 m de altura, mientras que el segundo, el número 13, mide 1.92 m y no pudo cortar el centro ni incomodar al mexicano.

Curiosamente, luego de su insólito tanto, Hirving tuvo una oportunidad más clara que la del gol según su estilo de juego, ya que es más hábil con los pies que con la cabeza. Tras un centro a profundidad le ganó la carrera al defensor que lo marcaba y se encontró mano a mano con el portero, pero no logró anotar, ya que remató demasiado cruzado y echó el balón a un lado del poste ante el achique del guardameta.

Este gol fue el número 34 que el mexicano marca en Europa, ya que consiguió 31 durante su paso por el PSV y suma 3 con el Napoli, dos en la Serie A y uno en la Champions League.