La poderosa y emotiva carta de Robin Soderling, el tenista que buscó en Google cómo suicidarse

El ex número cuatro de la ATP contó a profundidad lo dificil que es vivir con depresión

Robin Soderling en un juego del 2011.
Robin Soderling en un juego del 2011.
Foto: Clive Mason / Getty Images

Hace algunos días, el ex tenista sueco Robin Soderling confesó que a la par de su carrera en el deporte blanco, sufrió una severa depresión que lo llevó incluso a buscar en Google diversos métodos para suicidarse.

Este martes, Soderling volvió a hablar sobre la enfermedad mental que lo atacó y reveló que mientras subía en el ranking de la ATP, donde llegó a ser el cuarto mejor del mundo en 2010, su vida privada se volvía un infierno. Todo esto mediante una emotiva y valiente carta.

“Como yo, la mayoría de deportistas son extremadamente perfeccionistas y dedican sus vidas al deporte. Ser deportista puede ser algo increíblemente desafiante para tu salud mental y para mí, mi propia lucha para la perfección y la presión constante que me ponía sobre mí mismo casi me mata.

Existe una línea muy fina. En un lado de ella, lo haces todo bien, trabajas duro y llevas a tu cuerpo al extremo, eres comprometido, estás centrado y obtienes resultados. Meterte presión y trabajar duro puede darte muchos frutos pero si cruzas esa línea y no escuchas a tu cuerpo, no le das tiempo de recuperación, eso puede arruinarte la carrera y tu propia vida. En el deporte, el entrenamiento mental te da herramientas para hacerlo mejor y maximizar tu potencial.

Nadie te da información ni herramientas en cómo se supone que deberías manejar la presión fuera y dentro de la pista, en cómo debes cuidarte mentalmente de igual forma que cuidas tu cuerpo. En 2011 llegué a estar en la mejor forma física de mi vida pero de un día para el otro, no podía ni dar un paso. No podía respirar. No quería estar en mi piel.

Estoy feliz y me siento afortunado de estar ahora en el otro lado. Después de luchar contra la ansiedad y los ataques de pánico desde julio de 2011, le he estado dando a mi cuerpo y mi mente tiempo para curarse y ahora, 9 años después, me vuelvo a sentir bien, incluso mejor que antes. La gente que me rodea me ha aconsejado hablar sobre todo esto pero quería esperar a estar preparado y curado por completo”.

Durante su carrera, Robin Soderling fue el primer tenista que derrotó a Rafael Nadal en Roland Garros y evitó que Roger Federer llegara a la semifinal 23 del mismo torneo.