Ejército crea comité independiente para investigar la base militar en la que murió Vanessa Guillén

Cinco civiles revisarán si el comando de la base Fort Hood, en Texas, "refleja los valores del Ejército:
Ejército crea comité independiente para investigar la base militar en la que murió Vanessa Guillén
La familia asegura que Guillén no denunció el acoso por miedo.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El Ejército de Estados Unidos publicó este jueves el nombre de cinco civiles que revisarán el “clima y cultura de mando” en Fort Hood tras el asesinato de Vanessa Guillén. Las Fuerzas Armadas han asegurado que el equipo “hará un seguimiento de los hechos hasta donde lleguen”.

La decisión de los mandos militares se da más de un mes después del hallazgo de los restos mortales de la soldado hispana de 20 años y meses después de que su familia denunciara su desaparición y empezara a exigir respuestas.

“El Ejército está comprometido con cuidar a nuestros soldados, civiles, familias. […] Y esta revisión independiente explorará el clima y la cultura del comando actual en Fort Hood”, dijo en un comunicado el secretario del Ejército, Ryan McCarthy.

La revisión independiente está llamada a determinar si la dirección de la base Fort Hood “refleja los valores del Ejército como seguridad, respeto, inclusión y compromiso por la diversidad”, continuaba el comunicado. McCarthy también aseguró que busca “lugares de trabajo y comunidades libres de acoso sexual“.

Este mismo jueves, los familiares de Vanessa Guillén se reunieron con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca para pedir justicia por su hija y que respalde el proyecto de ley #IAmVanessaGuillen, que aboga por crear un organismo externo a las Fuerzas Armadas en el que se pueda denunciar casos de acoso sexual.

De acuerdo a la propia familia, la soldado Guillén había sufrido acoso en el interior de la base militar pero no se atrevió a denunciarlo por miedo. Este jueves en Washington, en la rueda de prensa previa al encuentro con el presidente, la hermana menor de Vanessa, Lupe Guillén, dijo que ley ayudaría a que ninguna otra persona pase por lo que pasó la joven de 20 años dentro de la base militar Fort Hood, en Texas.

Gloria Guillén, la madre de la fallecida, ha asegurado a los medios que no parará de exigir justicia hasta que todos los involucrados estén en la cárcel, “sean del rango que sea”. La hermana mayor, Mayra Guillén, se presentó en la base el día de la desaparición pero, según denuncia, las autoridades militares de Fort Hood no tomaron cartas en el asunto hasta meses después.