Hermanos que perdieron a sus padres y abuela por el COVID reciben miles de dólares en donaciones

El coronavirus ha afectado y destruido las vidas muchas personas

Hermanos que perdieron a sus padres y abuela por el COVID reciben miles de dólares en donaciones
Los padres y la abuela murieron por el Covid-19.
Foto: The Hannah and Joseph Kim Family Fund/GoFundMe / Cortesía

En tiempos muy complicados, la gente se está uniendo más que nunca y se están ayudando unos a otros.

Muchas personas decidieron ayudar a una estudiante universitaria y su hermano menor después de que su padre, madre y abuela perdieron la vida por COVID-19. Recaudaron fondos y ya se recibieron más de $ 600,000 dólares en donaciones. 

La recaudación de fondos de la familia Hannah y Joseph Kim se creó a raíz de que los hermanos quedaran huérfanos.

“Estar en casa es un infierno. No puedo hacer nada. Todo lo que puedo hacer es rezar “, escribió Hannah, de 22 años, antes de que todo sucediera.

Sus problemas comenzaron cuando su abuela de 85 años, que tenía demencia, se mudó a su departamento en el vecindario de Koreatown en el centro de Los Ángeles, en un intento por protegerla de la pandemia que se extendió por los hogares de ancianos.

Hannah documentó la evolución de la situación del hogar en una revista publicada, que fue posible gracias a un proyecto con el Centro Comunitario y Juvenil Koreatown y la Fundación Eisner.

“El 27 de abril, mi madre y yo tuvimos que tomar una decisión muy difícil. Si enviamos a nuestra abuela al hospital, había una posibilidad de que no pudiéramos volver a verla nunca más. Pero sabíamos que iba a morir si la manteníamos en nuestra casa“, escribió Hannah.

No mucho después de que su abuela fue ingresada en el hospital, Hannah encontró a su padre en su silla en casa, desplomado y débil. Poco después, el sonido de las sirenas sonó en la distancia: había llamado a una ambulancia para pedir ayuda.

La última vez que vi a mi papá fue cuando entró en la ambulancia. Me quedé allí con mi máscara puesta y le asentí con la cabeza tratando de señalar que todo estaría bien. No estaba segura de si sería así, pero quería que se sintiera seguro … y me quedé allí en pijama, mirando a la ambulancia conducir cada vez más lejos“, recuerda la joven.

Más tarde, ese mismo día, su madre se sintió enferma. Después de esperar cinco horas en el hospital, le dijeron que no había camas disponibles.

Cuando llegó a casa, no podía dejar de vomitar y toser sangre. A la mañana siguiente, la llevé al hospital nuevamente. Todavía tenía que esperar unas cuatro horas, pero esta vez, la admitieron “, escribió Hannah.

Su abuela falleció cuando su mamá y su papá estaban en el hospital. Tanto Hannah como Joseph, de 17 años, también dieron positivo por coronavirus, habiendo perdido el sentido del olfato, pero luego se recuperaron.

El 21 de mayo, su padre también murió. “Esto cambia nuestras vidas: la forma en que vivimos, la forma en que trabajamos y la forma en que nos amamos. Mi hermano y yo estamos haciendo todo lo posible para prepararnos para el regreso a casa de nuestra madre. Estamos cocinando y limpiando, haciéndonos responsables mutuamente “, escribió Hannah.

El 29 de mayo, su madre fue dada de alta de la unidad de cuidados intensivos, y Hannah señaló que estaba “en camino a la recuperación”.

Sin embargo, tal esperanza duró poco. Empeoró nuevamente y en cuidados intensivos con médicos les dijeron que necesitaría un trasplante de pulmón debido al daño causado por el virus.

Sin embargo, semanas después, los médicos les dijeron que, desafortunadamente, su madre no saldría con vida si la sometían a la cirugía”. El pasado 14 de julio falleció.

Al momento de escribir esto, la recaudación de fondos está en $624,943 dólares. Hannah escribió en nombre de ella y su hermano un post para agradecer la generosidad:

“Me gustaría dar las gracias a todos los que han mostrado tanto amor y apoyo a mi familia en los últimos tres meses. Realmente ha sido un momento traumático en nuestras vidas como lo ha sido para muchos otros ” escribió la joven.