Hombre intentó comprar un auto Porsche con cheques que fabricó en su casa

El hombre intentó adquirir unos relojes de lujo después de comprar el automóvil
Hombre intentó comprar un auto Porsche con cheques que fabricó en su casa
El hombre posó con el Porsche que compró con un cheque falso.
Foto: Walton County Sheriff’s Office / Cortesía

Un hombre de Florida consiguió ser el orgulloso propietario de flamante Porsche durante todo un día, hasta que fue arrestado por comprarlo con un cheque falso que había impreso en su casa.

Los cheques tienen todo tipo de patrones y códigos crípticos para evitar que las personas simplemente impriman sus propios cheques. Sin embargo, Casey William Kelley, de 42 años, pensó que había descifrado el sistema cuando creó una serie de cheques falsos en su computadora.

El pasado martes 28 de julio, el hombre del condado de Walton, en Florida, entró en un concesionario de automóviles en Destin y entregó una de sus creaciones falsificadas a cambio de un Porsche 911 Turbo, que costó $ 139,203.05 dólares.

El empleado del concesionario aceptó el cheque, y Kelley se marchó en su nuevo auto sin haber pagado un centavo.

Tras el supuesto éxito de su primer crimen, al día siguiente Kelley intentó comprar tres relojes Rolex de un joyero de Miramar Beach. Entregó otro de sus cheques falsos por un monto de $61,521 dólares. Esta vez, el relojero no confió tanto y decidió no entregarle los relojes hasta cobrar los cheques.

Fue cuando el concesionario de automóviles intentó cobrar el cheque de Kelley y descubrió que era falso.

El personal del concesionario reporto el robo a la Oficina del Sheriff del Condado de Okaloosa. Kelley fue arrestado el miércoles pasado por el robo de un vehículo motorizado y la emisión de un cheque falso, según un informe de arresto de la Oficina del Sheriff del Condado de Walton citado por Inside Edition.

Cuando el joyero denunció el cheque falso de Kelley a las autoridades, el hombre ya estaba bajo custodia policial. Según el informe de arresto obtenido por Law & Crime, el banco afirmó haber recibido varios cheques sin fondos de Kelley.

El hombre de 42 años dijo a los investigadores que había impreso los cheques en la computadora de su casa. Kelley parecía afirmar que ignoraba el hecho de que crear tus propios cheques era ilegal, argumentando que había incluido los datos bancarios correctos al crearlos.