El sueño que no pudo cumplir Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo

El campeón olímpico nunca pudo consolidarse en su deporte favorito: el fútbol
El sueño que no pudo cumplir Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo
Usain Bolt en su breve etapa como futbolista.
Foto: Matt King / Getty Images

Usain Bolt ya tiene su nombre escrito en las páginas de la historia del deporte. El jamaicano es uno de los más grandes velocistas que ha existido, y prueba de ello son las ocho medallas de oro que consiguió en Beijing 2008, Londres 2012 y Rio 2016, además de poseer el récord mundial en los 100 y 200 metros lisos. Sin embargo, pese a todo el éxito, Bolt se quedó con una cuenta pendiente, pues nunca pudo cumplir su sueño de ser futbolista.

Tras su retiro de las pistas, Bolt probó suerte en el fútbol de Australia con el Central Coast Mariners en 2018, donde incluso logró anotar dos goles en un partido de pretemporada, mismos que no fueron suficientes para que el equipo decidiera ficharlo. Esta semana, dos años después de su paso fugaz por el soccer, Bolt habló con el medio australiano Wide World of Sports y reveló que no tuvo una oportunidad justa.

“Creo que no tuve una oportunidad justa. No lo hice como quería, pero es algo en lo que creo que hubiera sido bueno, pero es sólo una de esas cosas que te pierdes y tienes que seguir adelante… Pienso en el hecho de que no funcionó, pero como dije, es una de esas cosas que tienes que superar”, declaró Bolt.

El velocista también confesó que, aunque le han ofrecido regresar a probarse en el fútbol, ahora está dedicado por completo a su hija que nació hace unos meses: “Ser padre ahora es diferente. Te da una sensación de logro, así que estoy realmente feliz y emocionado de emprender este viaje. Se trata solo de vivirlo y experimentarlo día a día. He recibido llamadas de gente preguntándome si realmente quiero volver al fútbol, pero después de que ha pasado el tiempo, me estoy haciendo viejo, simplemente me retiré y ahora tengo a mi hija para que me mantenga ocupado”, concluyó.