Clínica hispana en Texas cobraba $80 dólares por pruebas de coronavirus en 10 minutos, pero eran fatulas

Los administradores de la Clínica Hispana La Porte, cuyo cierre fue ordenado por la fiscalía estatal, pusieron en riesgo la vida de decenas de hispanos
Clínica hispana en Texas cobraba $80 dólares por pruebas de coronavirus en 10 minutos, pero eran fatulas
La foto ilustra una muestra tomada para realizar pruebas de coronavirus.
Foto: Rodrigo Sura / EFE

Un juez de distrito en Texas ordenó a la Clínica Hispana La Porte dejar de someter a clientes a pruebas de COVID-19 y a cuidado médico ante denuncias de que los exámenes eran fatulos.

El recurso legal alega que los administradores del lugar desecharon los resultados en un contenedor de basura no seguro detrás de la clínica en violación a las leyes de robo de identidad de Texas.

“Yo no permitiré que nadie o negocios presenten fraudulentamente pruebas de COVID en nuestras comunidades”, dijo Ken Paxton fiscal general del estado en un comunicado de prensa. “A los pacientes se les debe asegurar que los exámenes a los que son sometidos y los resultados son precisos y que su información personal esté segura”, planteó el fiscal.

El viernes en la tarde, en las puertas de la clínica había un rótulo que leía “cerrado”. Sin embargo, de acuerdo con Houston Chronicle, nadie del lugar ha respondido a las denuncias.

Un cartel más grande sobre una camioneta SUV en el exterior anuncia resultados de pruebas de COVID-19 en 15 minutos.

La Infiniti SUV es propiedad de Luis Alberto Cuan Lio, quien aparece como uno de las demandados, y, quien según el recurso legal, “hizo todo lo posible para encubrir su participación con la Clinica Hispana La Porte”.

Ni Cuan ni la clínica estaban autorizados a someter a personas a las pruebas de anticuerpos y tampoco contaban con la certificación requerida. El espacio tampoco aparece registrado como que alberga médicos licenciados.

De hecho, previamente, Cuan Lio administraba la Clínica Hispana Wallisville, contra la que la Junta Médica de Texas impuso una orden de cese y desista para prohibirle a éste que continuara con los procedimientos.

La Porte se publicitó en  Google y en Facebook, desde mediados de junio, con fotos que prometían resultados inmediatos en pruebas de coronavirus. En el lugar, cobraban $80 dólares por examen.

“Covid-19 Test Ahora…solo toma 10 min… no dude en contactamos, no cita previa Llama ya!”, anunciaba el centro según citado por el rotativo.