Trabajo para jóvenes de 14 a 24 años de bajos recursos en el condado de LA

Programa Youth@Work les da herramientas para empezar en el mundo laboral
Trabajo para jóvenes de 14 a 24 años de bajos recursos en el condado de LA
Isaac Guerra comenzó su experiencia laboral con Youth@Work. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Hace casi tres años, cuando Isaac Guerra aún era estudiante en una preparatoria no tradicional, no pensaba tanto en obtener una educación superior sino más bien en encontrar un empleo.

No obstante, el ser menor de edad y carecer de experiencia laboral le impedía hallar trabajo.

Un día su consejero de la preparatoria le habló sobre una plática acerca de entrenamiento para jóvenes que quisieran entrar a la fuerza laboral. El programa era pagado y esto llamó la atención de Isaac quien decidió participar.

“Ahí me enseñaron acerca de ética laboral, cómo crear mi currículo y cómo mantener un empleo”, dijo el joven que ahora tiene 19 años. “Después me fui a obtener experiencia en el trabajo”.

Todo esto lo hacía mientras terminaba sus estudios de preparatoria. Participó en el programa por dos años consecutivos pero siempre con la vista hacia un mejor futuro.

También se aseguraba de hablar con otros jóvenes en situaciones similares para motivarlos a participar en el programa Youth@Work del condado de Los Ángeles.

El programa inició en 2006 a menor escala y solo se daba en el verano pero mejoró en el 2017, cuando comenzó a recibir subvenciones del gobierno federal, estatal y local.

Ahora funciona todo el año, dijo Maritza Dubie-Uribe, directora interina de Desarrollo de Fuerza Laboral, Envejecimiento, Comunidad y Servicios (WDACS) del condado de Los Ángeles.

Isaac no desaprovechó la oportunidad que Youth@Work le brindó para seguir aprendiendo.

Una vez que terminó sus horas en la compañía donde fue contratado para obtener experiencia laboral, esta le ofreció un empleo pero lo rechazó porque tenía una mejor oferta: ser el reclutador y asesor financiero de jóvenes en Goodwill SoCal.

“Ahora me siento muy contento, me siento satisfecho. Todos los días me levanto muy feliz del trabajo que estoy haciendo”, dijo el joven.

Añadió que inclusive sus padres, quienes dudaban que él llegara a lograr sus metas de adolescente, ahora se sienten orgullosos de su trayectoria a su corta edad.

Cómo participar

Dubie-Uribe dijo que el programa es para jóvenes de 14 a 24 años que tengan un Seguro Social válido y permiso para trabajar en Estados Unidos, esto incluye a los beneficiarios de DACA.

Los jóvenes aprenden por 20 horas acerca de cuál pudiera ser el primer trabajo de sus vidas. En este entrenamiento reciben capacitación de enriquecimiento personal, que es el establecimiento de metas, ética laboral, habilidades para la vida, educación financiera y exploración de carreras.

“La intención es acostumbrar a una persona joven y enseñarle por ejemplo que si no se siente bien debe llamar a su lugar de trabajo y hacer saber que no va a ir en lugar de simplemente no presentarse”, dijo Dubie-Uribe.

De esta forma los jóvenes comienzan a conocer también sus fortalezas, debilidades y continúan adquiriendo experiencia.

Una vez que terminan las 20 horas de entrenamiento los jóvenes comienzan a tomar 100 horas de experiencia laboral remunerada. Estas son divididas en 20 horas por semana.

La directora añadió que debido a la pandemia del coronavirus COVID-19 la experiencia de trabajo que anteriormente se tomaba en persona, ahora suele hacerse de manera virtual.

Esto pudiera incluir el ser parte de alguna pequeña empresa que necesite presencia en el mundo de la web y los jóvenes puedan fungir como técnicos de informática (IT) con la ayuda de la Cámara de Comercio de Los Ángeles.

Los jóvenes adultos pueden obtener empleos que requieran más socialización, como en los bancos de comida o Project RoomKey —que ayuda a personas sin hogar durante la pandemia.

Se da prioridad a los jóvenes que participan en el programa de CalWORKS, que no tienen hogar, que están en probatoria o en hogares de crianza.

Los jóvenes cuyas familias reciben CalWORKS—asistencia monetaria del gobierno—no deben temer a solicitar el empleo por parte de

Youth@Work, dijo Dubie-Uribe, ya que si el joven es menor de 18 años y está inscrito en la escuela al menos a tiempo parcial, es probable que no afecte los beneficios.

Cada año el programa ayuda a unos 10,000 jóvenes a obtener experiencia laboral y a mejorar sus habilidades de trabajo.

Jóvenes en la conferencia de prensa el año pasado para anunciar el programa. (WDACS)

Ayuda a la familia

Dubie-Uribe añadió que a menudo han visto que los jóvenes sienten una necesidad de emplearse a temprana edad no porque quieran comprarse artículos caros o de marca sino porque quieren ayudar a sus familias. Isaac confirmó esta idea ya que dijo que desde siempre quiso trabajar para ayudar a sus padres.

“Ellos son inmigrantes y trabajan mucho para mí y mi hermanita”, señaló.

“Ahora están muy contentos y hablan muy bien de mí con la familia y amigos”, añadió el joven que aún vive con sus padres en la ciudad de West Covina.

Precisó que sus planes no terminan aquí ya que tiene la idea de trabajar en el ámbito empresarial y obtener su licencia en bienes raíces.

“Actualmente trabajo asesorando a jóvenes financieramente y después quiero trabajar con adultos”, dijo Isacc.

El programa Youth@Work está trabajando de cerca con el Departamento de Salud Pública y espera que pronto puedan tener muchas oportunidades de empleo debido al COVID-19.

Los jóvenes interesados en participar en el programa pueden visitar: https://workforce.lacounty.gov/youthatwork/