Se aproxima un terremoto al Barcelona: la decisión de Messi y el incierto futuro de un equipo al que le urge renovarse

La humillación ante el Bayern dejó al descubierto tres años de tragedias europeas
Se aproxima un terremoto al Barcelona: la decisión de Messi y el incierto futuro de un equipo al que le urge renovarse
Un año más de decepción europea para Leo Messi.
Foto: EFE

La humillación del Barcelona en Lisboa ante el Bayern Múnich no es el fin de una era, ese llegó hace tiempo, probablemente en el 2018 con la primera debacle europea, la de Roma. Luego vino el insólito desenlace de Liverpool y ahora esto, la peor derrota en la historia del equipo, así de sencillo.

Aquella vez en Roma sí se pudo apelar al “así es el fútbol”, pero fue la primera alerta de una serie de desgracias que ya se han convertido en fantasmas para la afición del Barça y particularmente para Leo Messi. En aquel momento se dejó continuar un proyecto sin ambición que acabó derivando en el desastre que es ahora un equipo que ya tocó fondo.

Esta vez, las repercusiones tienen que ser de otro tipo, para empezar, la destitución del cuerpo técnico que nunca estuvo a la altura de las circunstancias se da por hecho según los medios catalanes, pero el verdadero efecto debería venir por parte del presidente Josep María Bartomeu de quien se espera su renuncia y que llame a elecciones para empezar de inmediato un nuevo proyecto.

Mención aparte merece el caso de Leo Messi quien aún no se ha manifestado luego de la dolorosa derrota que podría tener repercusiones decisivas para su futuro en el equipo. El contrato de Leo vence en junio de 2021 y ya hay varios clubes que se lamen los bigotes aunque sea por tener los últimos años de actividad del astro argentino y sobre todo, sin tener que pagar su multimillonaria cláusula.

Ahora bien, si se convoca a elecciones y gana algún proyecto que traiga a Xavi Hernández como entrenador, casi podríamos dar por hecho que la carrera profesional de Leo terminaría en el Barcelona al lado de su amigo.

Otro factor importante es la continuidad de ciertos jugadores que también ya dieron todo en el equipo: Gerard Piqué, Luis Suárez, Sergi Roberto, Sergio Busquets son jugadores que pesan mucho en el banquillo pero que deben empezar a plantearse dar paso a la juventud en nombre del futuro del club.

Serán días movidos en el seno del Barcelona, aires de cambios que llegan después de tres años de tragedias europeas.