NASA explora una ‘abolladura’ que se divide en el campo magnético de la Tierra

Una abolladura pequeña pero en evolución en el campo magnético de la Tierra puede causar grandes problemas a los satélites
NASA explora una ‘abolladura’ que se divide en el campo magnético de la Tierra
Los cinturones de Van Allen impiden que las partículas viajen a lo largo de las líneas del campo magnético de la Tierra.
Foto: NASA Goddard / Tom Bridgman / Cortesía

Una abolladura cada vez mayor en el campo magnético de la Tierra sobre América del Sur y el sur del Océano Atlántico podría representar un riesgo para las naves espaciales y los satélites.

Este punto débil en evolución en el campo magnético, llamado Anomalía del Atlántico Sur, está siendo monitoreado por la NASA, pero la agencia espacial dijo que no nos afectará aquí en la Tierra.

El campo magnético nos protege, actuando como un escudo contra el viento solar – corriente de partículas cargadas y radiación – que fluye desde el sol. La protección de este campo también se extiende para incluir satélites que orbitan cerca de la Tierra.

Pero la Anomalía del Atlántico Sur está permitiendo que las partículas solares se acerquen más que antes.

La radiación solar podría tener un efecto negativo a medida que los satélites atraviesen esta área, destruyendo sus computadoras e interfiriendo con la recopilación de datos, según la NASA.

La Anomalía del Atlántico Sur, según han demostrado nuevos datos, se está debilitando y expandiéndose hacia el oeste. Además, se está dividiendo en dos lóbulos, en lugar de uno grande, lo que causará más dolores de cabeza a la hora de gestionar misiones satelitales.

En una gran cantidad de áreas de investigación, los científicos de la NASA están monitoreando la anomalía para prepararse para esos desafíos, así como también cómo podría afectar a los humanos en el espacio.