Se invita a los latinos a la Comisión Ciudadana de Redistribución de Distritos de California

Excomisionada habla de su experiencia en el cargo; aún quedan 3 días para participar

Connie Malloy, ex miembro de la Comisión Ciudadana de Redistribución de Distritos de California. (Suministrada)
Connie Malloy, ex miembro de la Comisión Ciudadana de Redistribución de Distritos de California. (Suministrada)
Foto: Cortesía

Sin experiencia en la división de distritos del estado de California pero con muchas ansias de ayudar a mejorar su comunidad, Connie Galambos Malloy se postuló para la Comisión Ciudadana de Redistribución de Distritos de California hace 10 años.

Contó que siempre estuvo muy involucrada en su vecindario y en asuntos de la escuela donde asistían sus dos hijos mayores. Tras postularse, obtuvo uno de los 14 asientos para ser comisionada.

La posición, que fue voluntaria y que ocupó por 10 años, entre diciembre de 2010 a julio de 2020, fue una de las mejores experiencias, expresó.

Por esta razón ahora invita a los ciudadanos del condado de Los Ángeles a postular para formar parte de la Comisión de Redistribución de Distritos de dicha área.

¿Cuál es su labor?

Los comisionados ayudan a dibujar los límites de los distritos de supervisión del condado de Los Ángeles.

Los límites tienen en cuenta la topografía, geografía, cohesión, inmediación, integridad, compacidad del territorio y comunidad de interés de los Distritos Supervisores.

El ajuste de los límites, que deben ser de la misma proporción sucede cada 10 años, y está diseñado para garantizar que las legislaturas locales sean representativas de la población del condado. La redistribución se hace cada que termina el conteo del censo federal.

Malloy dijo que durante el primer año es cuando ocurre la mayor parte del trabajo.

“Es cuando tienes las reuniones públicas, aprendes a redistribuir y dibujar el mapa”, explicó.

Agregó que la razón por la que tienen un plazo de 10 años en el cargo, es por si alguna vez hay preguntas, inquietudes o demandas sobre los distritos y se debe tener acceso a las personas que dibujaron dichas áreas y realmente los conocen.

Pero con los años, el trabajo baja significativamente y los nombres de los comisionados solo aparecen en papel.

Conociendo el valor de participar

Malloy, quien es hija de inmigrantes colombianos, dijo que ellos le inculcaron la importancia de participar en acciones cívicas y voluntarias para mejorar a su comunidad.

Sus padres eventualmente se hicieron ciudadanos y no dejaban pasar la oportunidad de ejercer su voto en cada elección para mostrar su deber cívico.

Malloy dijo que muchas de nuestras comunidades latinas llegan a Estados Unidos creyendo en la libertad y la democracia y esta es una parte fundamental para asegurarse que son incluidos. Al dibujar las líneas de los distritos y votar por los funcionarios electos que deseen están participando democráticamente.

Recuerda que en el pasado, los funcionarios eran los mismos que dibujaban sus propios distritos electorales y básicamente decidían a qué votantes querían en sus distritos.

“Fue muy molesto, sentí que me habían traicionado, de que la democracia no era real. Pensé que yo era quien elegía a las personas que iban a ser electas como funcionarias, así que decidí involucrarme”, indicó Malloy.

Añadió que en cuando comenzó en la comisión, era la más joven de los 14 comisionados, tenía solo 30 años y su hijo menor 12 meses de nacido, pero esto fue de gran ayuda en el proceso.

“Podía aportar una perspectiva en la comisión que otros no habrían podido hacer porque eran mayores de edad o estaban jubilados, o socioeconómicamente no tenían la misma preocupación, no usaban el transporte público, cosas así”, dijo Malloy.

La excomisionada dijo que en estos tiempos es muy importante que los latinos participen para que digan lo que quieren ver en estos distritos.

“Cuantos más latinos tengamos en la comisión, eso también ayuda a crear un espacio atractivo y acogedor donde los latinos pueden asistir”, dijo Malloy.

Esto es debido a que la comisión decide dónde realizar las reuniones públicas, cuántas tendrán y a cuántos idiomas serán traducidas.

Hasta el momento el registro civil del condado de Los Ángeles ha recibido 233 solicitudes de interesados en la comisión y del cual solamente el 17% son latinos. Se estima que de los 10 millones de habitantes en el condado, el 48% son latinos.

“Si somos la mitad del condado de Los Ángeles, deberíamos ser la mitad de la comisión para asegurarnos de que lleguemos a tener los mejores representantes”, aseveró Malloy.