Exsecretarios de Salud urgen a AMLO cambiar estrategia contra coronavirus, presentan plan

Proponen confinamiento y uso obligatorio de cubrebocas

AMLO y Hugo López-Gatell.
AMLO y Hugo López-Gatell.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO – Tras lamentar las más de 68,000 muertes que se han registrado en México por la pandemia del coronavirus, seis exsecretarios de Salud pidieron al gobierno del presidente Andrés López Obrador rectificar su estrategia en el manejo de la pandemia del COVID-19, ya que consideraron que en los seis meses que han transcurrido desde el primer caso detectado en el país, la situación “esta fuera de control”, por lo que presentaron un plan nacional para la contención de los casos.

“Hay que decirlo: a seis meses de la pandemia la crisis sigue fuera de control. Hemos rebasado el escenario catastrófico planteado por el Gobierno federal y sabemos que este número puede ser tres veces mayor”, lamentó Salomón Chertorivski, presidente de la organización Pensando en México y secretario de Salud del 2011 al 2012.

Los exsecretarios de Salud propusieron un plan nacional de dos meses que incluye, entre otras cosas, la aplicación de pruebas, medidas de contención y confinamiento estricto, ya que durante este tiempo nunca ha sido mandatario el quedarse en casa, ya que solo ha sido una recomendación de las Secretaría de Salud.

El informe presentado por Chertorivski, José Ángel Córdova, Julio Frenk, Mercedes Juan, José Narro y Guillermo Soberón, todos exsecretarios de Salud, concluyó que México está pagando una estrategia fallida que subestimó la gravedad de la pandemia de la COVID-19 que suma en México 647,507 casos positivos y 69,095 decesos.

Es por ello que propusieron un plan nacional que consta de 14 recomendaciones como aplicar 127,000 pruebas semanales, además del uso obligatorio de cubrebocas en lugares públicos.

Destacaron que es primordial contar con más datos y de mejor calidad, realizar una campaña nacional de pruebas así como pruebas serológicas, mejorar la comunicación y aumentar el presupuesto en el sector Salud.

Entre el plan propuesto por los exsecretarios proponen que se mejore y unifique la atención de los enfermos, que se promueva una disciplina social, contar con un plan de coordinación nacional donde exista cooperación de los gobiernos estatales con el federal.

Indicaron que es imprescindible contar un plan de apoyo económico para el confinamiento, un comité científico para evaluar las decisiones y discutir y aprobar una ley de cuarentena, además de una campaña extra de vacunación de influenza.

El doctor Julio Frenk Mora, exsecretario de Salud durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) afirmó que, si se generalizara el uso de cubrebocas, se evitarían al menos unas 27,000 muertes en México.

Precisó que ante la pandemia de COVID-19 no hay que acostumbrarse, ni “normalizar la catástrofe” y advirtió que se avecina ” un crudo invierno” debido a la temporada de la influenza que se combinará con la de COVID.

Precisó que es necesario dar un “golpe de timón”, pues se estima que se puede llegar a entre 130,000 y 157,000 muertes por coronavirus en México.

Los exsecretarios de Salud criticaron la escasa aplicación de pruebas, además del menosprecio que se le ha dado al Consejo de Salubridad General y que se haya tenido un modelo insuficiente para identificar la pandemia, además de que los cambios administrativos llevaron a la falta de insumos.

Este plan, estimaron, cuesta no más de 20,000 millones de pesos (unos $933 millones de dólares) y advirtieron que la “austeridad no sirve para salvar vidas”, advirtió Salomón Chertorivski.
Con información de agencias