Despiden a la madre hispana asesinada por su hijo por una discusión por el control del aire acondicionado

"Yo sabía que era un hombre violento", dijo una amiga de la víctima durante el funeral celebrado en Miami.
Despiden a la madre hispana asesinada por su hijo por una discusión por el control del aire acondicionado
Miriam González tenía 59 años y vivía en una casa en North Miami.
Foto: Cortesía

Conmoción y tristeza en el sur de la Florida tras la muerte a balazos de Miriam González, la hispana cuyo hijo asesinó con varios disparos tras una fuerte discusión. Sus familiares aún no dan crédito a lo que pasó y admiten que están atravesando por los peores momentos.

“Gracias a Dios la veo ahí, creo que está en paz, está al lado de la gente que la ha querido. Aquí están mis tíos, aquí están mis primos, mis compañeros de trabajo que me han dado un soporte increíble”, señalaba Martín González, hermano de la víctima, a Telemundo51, durante el funeral celebrado en Hialeah.

Te puede interesar: Un joven latino mata a su madre en Miami tras una discusión por el control del aire acondicionado

Algunos de sus seres queridos atribuyen este asesinato al carácter violento del hijo de Miriam, Luis Martín Pagés, de 29 años, que fue arrestado el mismo día de los hechos después de admitir que le había disparado varias veces por una discusión por el control del aire acondicionado, un jugo de naranja y un vehículo.

Una amiga de la madre asesinada, Shirley González, confesó ante los medios que ella era consciente de que “este tipo era violento” y recordó un episodio violento en el que el hijo de 29 años le pegó en la cara y le dejó marcas. Al parecer, y según la versión de González, ella llamó a la policía pero cuando le preguntaron si quería presentar cargos, ella dijo que no.

Te puede interesar: Arrestado un hombre que vandalizó un vehículo policial en Miami y que utilizó una gorra de Venezuela para despistar

Los familiares de Miriam González están pidiendo a las autoridades que apremien con este caso porque quieren saber qué fue lo que pasó para que esta situación acabara de una forma tan sangrienta. Martín ahora se enfrenta a un cargo por homicidio en segundo grado con un arma de fuego. El joven intentó matarse después de hacerlo con su madre pero comentó a la policía que no lo hizo porque se dio cuenta de que ya no le quedaban balas.