Qué son los pezones invertidos y cómo pueden ser tratados

Los pezones invertidos pueden ser tanto adquiridos como congénitos
Qué son los pezones invertidos y cómo pueden ser tratados
Foto: Shutterstock

Una anomalía exclusiva de las mamas son los pezones invertidos, que generalmente son benignos e inofensivos a excepción de los que son adquiridos. A continuación detallaremos a profundidad el fenómenos de los pezones invertidos, y cómo pueden tratarse.

¿Qué son los pezones invertidos?

Un artículo de la BBC indica que los pezones invertidos son un fenómeno que se caracteriza por tener a los pezones proyectados hacia dentro del cuerpo, cuando lo común es que se proyecten fuera de él y sean visibles en el exterior.

Aunque son un inconveniente estético que puede incomodar, los pezones invertidos suelen ser benignos e inofensivos para la salud, especialmente cuando estos son congénitos, habiéndose desarrollado por una alteración durante la etapa embrionaria.

Comúnmente, una mujer detecta que sus pezones están invertidos durante la pubertad, que es la etapa en que comienza a madurar sexualmente. En esta circunstancia, dicha anomalía estética, aunque benigna, puede llevarle a sentirse insegura sobre su cuerpo.

Por otro lado, existen también los pezones invertidos adquiridos, que pueden aparecer por efectos de una cirugía, o por enfermedades como la mastitis, o el cáncer de mama. En el caso del último, el pezón invertido puede ser un signo tempranero de la enfermedad.

¿Cómo tratar los pezones invertidos?

Servicio De Lavandería, Airy, Limpia, Ropa, Sostén
Foto: Pixabay

A las mujeres con pezones invertidos o planos se les ha recomendado tradicionalmente tres tipos de tratamiento: ejercicios de Hoffman, escudos formadores, y cirugía.

Los ejercicios de Hoffman consisten en coger los pezones entre los dedos y estirarlos hacia fuera con pequeños movimientos rotatorios por unos cuantos segundos. Este tratamiento, no obstante, entraña una serie de riesgos para la mujer, como daño en la aureola y un parto prematuro.

Por su parte, los escudos formadores son objetos que se usan en el seno para darle forma al seno o para sacar el pezón al exterior. Estos escudos formadores vienen de varias formas y diseños. Por último, está la alternativa quirúrgica, que comúnmente se reserva a los casos más graves.

Los pezones invertidos puede ser un rasgo que promueva la inseguridad y la baja autoestima, razón por la que atenderlos y darles una pronta solución no es una situación que deba desestimarse.