¿Qué ha pasado con Josey, el hijo de Naya Rivera, a dos meses del fallecimiento de su madre?

La polémica envuelve a la familia de la famosa fallecida tras rumorarse un posible romance entre su hermana y exesposo

¿Qué ha pasado con Josey, el hijo de Naya Rivera, a dos meses del fallecimiento de su madre?
Naya Rivera vivía con su hijo Josey Hollis en Los Feliz, California
Foto: Getty Images
Guia de Regalos

Han pasado dos meses desde que Naya Rivera se ahogara en el lago Piru de California mientras navegaba con su hijo de cuatro años. Tras una angustiosa búsqueda que se alargó cinco días y durante la que sus allegados no perdieron la esperanza de encontrarla con vida, finalmente las autoridades hallaron un cuerpo que se confirmó que era el de la antigua protagonista de ‘Glee’.

Afortunadamente, su hijo Josey había sido encontrado sano y salvo a bordo de la embarcación que habían alquilado el mismo día en que desapareció su madre. Desde entonces ha permanecido bajo el cuidado de su padre Ryan Dorsey, que se había divorciado de Naya en 2016, y la hermana de esta, Nickayla Rivera.

En los últimos días han comenzado a circular rumores que afirman que ambos se habrían mudado a la misma vivienda y habrían iniciado incluso una relación sentimental. Ahora Nickayla ha salido al paso de esta historia, que no ha querido confirmar ni desmentir, para insistir en que lo último que le preocupa en estos momentos es qué pueda pensar el resto del mundo de cualquier decisión que haya tomado o pueda tomar por el bien de su sobrino.

View this post on Instagram

A post shared by dorseyryan (@dorseyryan)

“En el momento más oscuro de mi vida, lo único realmente importante son mis amigos y mi familia. Y estar ahí para mi sobrino, aunque no sea capaz de estarlo para mí misma”, ha afirmado en un comunicado difundido a través de sus Stories de Instagram.

La joven de 25 años también ha aclarado que no le importan las apariencias porque, de puertas para dentro, tanto ella como los seres queridos de la malograda actriz y cantante siguen viviendo una verdadera “agonía”.

“He aprendido que lo que más importa es mostrar compasión, no juzgar a los demás y no dejar de valorar ni un solo momento. Espero que los demás sepan hacer lo mismo”, ha concluido.

Según ha asegurado una fuente al portal Entertainment tonight, Nickayla y Ryan se habrían mudado bajo un mismo techo para que el pequeño Josey no tuviera que viajar constantemente entre sus respectivas viviendas y ofrecerle así la mayor estabilidad posible.