California crea una comisión que estudiará pagar reparaciones por la esclavitud

California es el primer estado con una ley que estudiará reparaciones para quienes fueron esclavos y sus familias y cómo mitigar el racismo y la discriminación

California crea una comisión que estudiará pagar reparaciones por la esclavitud
El racismo y la discriminación son también consecuencias de la esclavitud.
Foto: Stephanie Keith / Getty Images

Con la firma del gobernador Gavin Newsom, California se convirtió el miércoles en el primer gobierno estatal del país en adoptar una ley para estudiar y desarrollar propuestas de posibles reparaciones para los descendientes de esclavos y los afectados por la esclavitud.

Newsom dijo que la nueva ley y el apoyo bipartidista para su aprobación está demostrando “un paradigma que esperamos resuene en todo Estados Unidos”.

En un año de protestas nacionales contra la injusticia racial, los legisladores estatales aprobaron el Proyecto de Ley de la Asamblea 3121 para obligar al estado a comenzar a enfrentar su historia racista y las disparidades sistémicas que persisten en la actualidad.

Aunque California ingresó a la Unión como un “estado libre” en 1850, la esclavitud continuó allí después de que la Constitución estatal la prohibiera el año anterior. La esclavitud fue abolida por la Decimotercera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos en 1865.

La nueva ley crea un grupo de trabajo para recomendar los remedios apropiados a la Legislatura estatal y determinar quién debería ser elegible para recibir una compensación, lo que los defensores esperan que se convierta en un modelo en un país donde los movimientos para enmendar siglos de esclavitud no han logrado ganar terreno en el nivel federal.

“California ha llegado a un acuerdo con muchos de sus problemas, pero todavía tiene que aceptar su papel en la esclavitud”, dijo la asambleísta Shirley Weber, autora de AB 3121. “Estamos hablando de realmente abordar los problemas de justicia y equidad en este país que tenemos que abordar “.

El grupo de trabajo, que consta de nueve miembros que serán designados por el gobernador y los líderes legislativos, llevará a cabo un examen exhaustivo de la esclavitud en California y Estados Unidos y las consecuencias duraderas de la discriminación contra los esclavos liberados y sus descendientes.

Se espera que el grupo también considere las formas en que la esclavitud ha beneficiado a las instituciones públicas y privadas y ha dado lugar a disparidades duraderas relacionadas con la riqueza, la educación, el empleo, la salud y el encarcelamiento.