Cerrarán prisiones juveniles en California a partir del 2021

Los jóvenes que en adelante cometan delitos, serán recluidos en las cárceles para menores de los condados

Cerrarán prisiones juveniles en California a partir del 2021
Nueva ley aprueba el cierre paulatino de las cuatro prisiones juveniles del estado de California (Getty Images)
Foto: JOHAN ORDONEZ / AFP/Getty Images

A Patricia López, madre de un muchacho detenido en una prisión estatal para jóvenes, le pareció bien que el gobernador Gavin Newsom haya convertido en ley la medida SB 823 para cerrar gradualmente las cuatro prisiones juveniles del estado que quedan en California, N.A. Chaderjian y O.H. Close en Stockton; la Prisión Juvenil de Ventura en Camarillo; y Pine Grove Youth Conservation Camp, un campo de entrenamiento para el combate de incendios forestales. 

Incluso la legislatura y la administración exploran la posibilidad de mantener abierto el Pine Grove Youth Conservation Camp para los jóvenes ofensores, bajo una alianza local y estatal aún no definida. Estas instalaciones se encuentra localizadas en el condado Amador al norte de California en las montañas de la Sierra Madre.

Ventura Youth Correctional Facility in Camarillo, California. (Cortesía CDCR)

Cabe aclarar que bajo la nueva ley, estas prisiones no cerrarán sus puertas hasta que el último joven que permanece detenido en sus instalaciones cumpla su sentencia, y una vez que la ley entre en vigor el año que entra, ya no aceptarán menores infractores.

“En esas prisiones juveniles nunca han ayudado a los jóvenes, los tratan muy mal y los acosan”, dijo Patricia. Su hijo Gerardo López de 21 años lleva cuatro años en la prisión juvenil N.A. Chaderjian.

“Mi hijo cumple su condena en noviembre del año que entra. Me preocupa que con este cierre lo pudieran mandar a una prisión para adultos”, comentó esta madre, quien no pareció entusiasmarse mucho con la noticia. De acuerdo a la  nueva ley, Gerardo cumplirá su condena en la prisión Chaderjian, y no será transferido a ninguna prisión para adultos.

La nueva ley entrará en vigor el 1 de julio del 2021 cuando las prisiones juveniles dejen de aceptar a más jóvenes, en tanto los nuevos menores de edad que sean condenados por algún delito, cumplirán sus sentencias en las cárceles juveniles de sus condados cerca de sus familias y comunidades.

“Esta reforma sin precedentes reconoce lo que hemos sabido por años: los jóvenes son mucho mejor atendidos con programas de conducta sensibles al trauma en lugar de ser tratados como animales”, dijo la senadora Nancy Skinner, presidenta del Comité del Presupuesto de Seguridad Pública del Senado, que en su conjunto fue el autor de la nueva ley en colaboración con la administración del gobernador Newsom.

Bajo la nueva ley, los menores infractores serán recluidos en las cárceles juveniles de los condados. (AP)

La era de las prisiones juveniles ha terminado en California”, señaló la senadora.

El cierre de las prisiones juveniles fue un compromiso que el gobernador Newsom hizo en enero de 2019 en la prisión juvenil O.H. Close de Stockton. Ahí se comprometió a remover la División de Justicia Juvenil (DJJ) del Departamento de Prisiones de California.

“Hoy es el comienzo del fin del encarcelamiento juvenil como lo conocemos. La justicia juvenil debe ayudar a los niños a imaginar y buscar nuevas vidas no ser el inicio de un salto hacia un círculo vicioso de entrada y salida al sistema de justicia criminal”.

El sistema, agregó, debe ayudar a los niños a dejar a un lado el trauma y las experiencias adversas que han sufrido. 

Asimismo, señaló que debe proporsionárseles educación; y ayudarlos a desarrollar las habilidades que les permitan tener éxito en la economía.

En la actualidad hay 750 jóvenes en las cuatro prisiones juveniles estatales que quedan abiertas, entre un 75 y 80% son latinos y afroamericanos.

N.A. Chadjerian Youth Correctional Facility in Stockton, California. (Cortesía CDCR)

Durante su periodo de gobierno, el ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger empezó el proceso de clausura de las prisiones juveniles, y logró cerrar entre 11 y 12. El ex gobernador Jerry Brown no cerró ninguna prisión estatal juvenil.

El doctor Alberto Gutiérrez, ex profesor de ciencias sociales en la Prisión Juvenil Chadjerian en Stockton, dijo que la nueva ley para cerrar las prisiones juveniles que quedan, es un paso hacia una dirección saludable para asegurar programas de rehabilitación. “El enfoque de las prisiones estatales ha sido el castigo no la rehabilitación y otras opciones como la justicia restaurativa”.

Particularmente, observó que la Prisión Juvenil de Ventura, localizada en la ciudad de Camarillo, es una de las más violentas, y  no tiene cámaras de video que documenten el abuso.

Comentó que a él como maestro le tocó ver que había más drogas dentro de estas prisiones para jóvenes que afuera en la calle, pero también observó cómo se solapó el abuso de los mismos oficiales contra los menores.

“En la actualidad estas prisiones juveniles están casi vacías porque el crimen juvenil ha bajado mucho en California”.